17 de noviembre de 2019
14 de julio de 2010

El Plan General podría estar definitivamente aprobado este otoño

Las observaciones de la memoria ambiental se incorporarán a finales de verano

El Plan General podría estar definitivamente aprobado este otoño
EP

SANTANDER, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha anunciado este miércoles que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) podría aprobarse definitivamente este otoño si existe "voluntad" de colaboración por parte del Gobierno regional.

De la Serna, que ha informado en rueda de prensa de que ya se está trabajando para adaptar al plan los contenidos de la memoria ambiental, ha especificado que, "si todo está de acuerdo", a finales de verano se incorporarán estas observaciones y sugerencias y se celebrará un Pleno para la aprobación provisional del PGOU.

El regidor, que ha precisado que el plan ha cumplido todos los requisitos legales y que no hay suelo mal calificado porque el documento "cumple escrupulosamente con las distintas leyes urbanísticas", ha indicado que "no hay inconvenientes" para aceptar las principales observaciones de la memoria ambiental, y ha pedido al Gobierno que remita al Ayuntamiento "lo antes posible" los aspectos urbanísticos que quiere incluir porque es "crucial" para el futuro de Santander y Cantabria que el PGOU se apruebe "lo antes posible".

El Ayuntamiento incorporará cuatro aspectos "fundamentales" recogidos en la memoria ambiental y relativos a programación, el parque público del litoral Norte, y el suelo urbano no prioritario, aunque no comparte dos cuestiones que afectan a proyectos de urbanización y viales, que pretende tratar con el Gobierno porque son "perfectamente subsanables", según De la Serna.

De este modo, en cuanto a programación, el Consistorio está de acuerdo con la memoria ambiental en no comenzar el desarrollo de los suelos urbanizables no prioritarios hasta que no se haya desarrollado el 75 por ciento de los prioritarios, una observación que el concejal de Urbanismo, César Díaz, ha calificado como "correcta" porque "se dan más garantías al crecimiento de la ciudad".

En relación al parque del litoral, Díaz ha explicado que el Plan de Ordenación del Litoral (POL) recoge toda la zona Norte del municipio como protegida ambientalmente, si bien el PGOU ha querido "ir más allá" y establecer que pase a formar parte del patrimonio municipal del suelo. Aunque en el apartado medioambiental el PGOU contemplaba el mismo grado de protección que establece el POL, la memoria ambiental pide mayor protección para la zona más próxima a los acantilados, una observación que también recogerá el Ayuntamiento.

Además, también en el parque, la memoria señala que el Consistorio debe obtener con carácter prioritario las zonas más accesibles al ciudadano, es decir, la Virgen del Mar, la Maruca y Cabo Mayor. Aunque las dos primeras sí estaban recogidas en el PGOU, Cabo Mayor no, con lo que ahora se incorporará a las zonas de obtención prioritaria.

Finalmente, en cuanto a los suelos no prioritarios --los ubicados más al Norte, anexos a la zona protegida--, la memoria pide que se incluyan reservas medioambientales para que se tengan en cuenta en el desarrollo del plan parcial, lo que también se tendrá en consideración.

ASPECTOS A DEBATIR

Sin embargo, el Ayuntamiento no está de acuerdo con ocuparse de la construcción de los viales de la nueva trama urbana puesto que, por ley, deben hacerlos los promotores; ni con que los terrenos del parque público se pongan a disposición cuando se apruebe el proyecto de urbanización en lugar del proyecto de compensación, algo que, según Díaz, "no es posible" porque "no lo contempla la ley".

En este sentido, el alcalde ha considerado que la segunda cuestión "parece un error", mientras que la primera supondría "un trato discriminatorio" en relación a otros municipios, pues en ninguno de los cuatro PGOU aprobados por el Ejecutivo se obliga a ello. Al respecto, ha subrayado que el Gobierno "no puede pretender que los santanderinos paguen los viales que tienen que pagar los promotores, como obliga la ley; es algo que nadie entendería", ha enfatizado.

En cualquier caso, De la Serna ha asegurado que se trata de dos cuestiones "perfectamente subsanables con diálogo y colaboración" entre ambas administraciones.

PROCESO

Por lo que se refiere al proceso que seguirá el documento a partir de ahora, el alcalde ha informado que se mantendrán reuniones a nivel técnico y político, pero no ha facilitado plazos concretos, entre otras cuestiones, porque el Ayuntamiento todavía no ha recibido las sugerencias urbanísticas del Gobierno.

El regidor ha precisado que, según los servicios técnicos y jurídicos municipales, no es necesario sacar el documento a una nueva información pública, aunque dependerá de las consideraciones urbanísticas del Ejecutivo.

En este sentido, ha afirmado que "en cuanto estén incorporadas" estas sugerencias, un paso que en su opinión se tiene que dar "ya", se convocará un pleno, que puede ser extraordinario, para aprobar provisionalmente el PGOU "lo antes posible".

Posteriormente se remitirá el plan a la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) para su aprobación definitiva.

Además, De la Serna ha indicado que cuando se haya definido el estudio de la memoria ambiental y las propuestas se hayan incorporado, convocará a los grupos de la oposición municipal para buscar el consenso, "algo que no ha sido posible hasta ahora", ha lamentado.

Por eso, el regidor ha apelado a la "responsabilidad compartida" y se ha mostrado "convencido" de que PSOE y PRC votarán a favor "por primera vez" porque hacerlo es "decir sí al futuro de Santander".

EL PGOU CON MAYOR GRADO DE CONSENSO

En este sentido, el alcalde ha destacado que el PGOU es un documento "esencial" para el desarrollo de Santander y Cantabria, y "vital" para afrontar la coyuntura económica de crisis y partir en una posición de "mejora de la competitividad".

Así, ha recordado que "están en juego" 9.000 viviendas de protección, dos millones de metros cuadrados de suelo productivo, grandes proyectos de desarrollo para la puesta en valor de áreas como la portuaria, ferroviaria, el Cabildo o Las Llamas, la mejora de la movilidad norte-sur o la protección ambiental.

También ha resaltado el proceso de "transparencia" y "participación" que se ha llevado a cabo, con cuatro periodos de información pública por el plazo de tres meses cada uno, en los que se han aceptado numerosas alegaciones, lo que ha hecho que "jamás haya habido un documento con este grado de consenso y participación en ninguna ciudad", ha afirmado.

Igualmente, ha aludido a la "lealtad institucional" del Ayuntamiento con otras administraciones, pues "desde el principio, ha tendido la mano" a los gobiernos central y regional para colaborar e incorporar sugerencias.

Por todo ello, ha apelado a que Gobierno y Ayuntamiento tengan "visión de Estado" para "obviar las confrontaciones políticas" que puedan "poner trabas" a la aprobación "urgente" del plan. "Es obligado políticamente darle un último empujón y aprobarle porque la ciudad tiene que estar por encima de los responsables políticos", ha subrayado.

"Todas las administraciones y grupos políticos tenemos que asumir esta responsabilidad hacia el futuro de Santander y Cantabria, porque es crucial que el plan se apruebe en el menor tiempo posible", ha reiterado.