21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 17 de octubre de 2009

    El PP aboga por soluciones a corto plazo para afrontar las consecuencias del blindaje

    SANTANDER, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La diputada regional y portavoz de Economía del Partido Popular, Cristina Mazas, aboga por la búsqueda de soluciones a corto plazo para afrontar las consecuencias del blindaje de las normas fiscales vascos.

    "Cantabria no es una región preferente para Zapatero, ya que no sólo reduce la inversión en nuestra región y mantiene paralizados los proyectos más importantes, sino que ahora nos deja en una situación de inferioridad e indefensión ante la fiscalidad vasca", señaló.

    Según recordó, "Cantabria deberá pagar 161 millones de euros más al Estado con esta subida de impuestos, mientras que en la comunidad vecina se blinda su capacidad para bajar impuestos, lo que va a suponer pérdida de calidad de vida para nuestros ciudadanos, que pagarán más, y un riesgo evidente de deslocalización de nuestras empresas, que pueden encontrar un entorno fiscal más competitivo en las provincias vascas".

    Para la portavoz de Economía, con este panorama, la reacción de los partidos que conforman la coalición de Gobierno ha sido, en el caso del PSOE, "la de mirar hacia otro lado y hacer como que no pasa nada". Por su parte, los regionalistas "hacen planteamientos que dilatan las solución en el tiempo".

    "La situación a la que nos abocan los pactos de Zapatero con el PNV, exige soluciones inmediatas, ya que la coyuntura económica actual nos va a dejar en clara desventaja, tanto por lo que el Estado no invierte como por la capacidad de las provincias vascas de legislar y dejar los conflictos con las autonomías limítrofes en manos del Tribunal Constitucional".

    "Por todo ello, el PRC tiene que definir su postura claramente, o defiende los intereses de los cántabros o se pone de lado de sus socios de gobierno, que gracias a Zapatero, han puesto sus votos en manos del PNV para blindar el concierto vasco", afirmó.