23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 31 de agosto de 2009

    El PP advierte que las rentas medias pagarán una subida de impuestos que tendría "escasa repercusión" en las cuentas públicas

    Mazas opina que el Estado debería dar una moratoria o compensar las deudas por el ajuste de anticipos

    SANTANDER, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La diputada 'popular' Cristina Mazas advirtió hoy que la subida de impuestos que barajan los gobiernos de España y Cantabria "la acabarán pagando los asalariados de rentas medias", así como que ésta tendría "escasa repercusión" en las cuentas públicas.

    En rueda de prensa, Mazas opinó que la "teórica" subida de impuestos para "los más ricos" de la que hablan los gobiernos central y regional, "al final la acaban pagando no quienes disponen de más recursos sino quienes no les sobra tanto en tiempos de crisis", y subrayó que, según los técnicos de la Agencia Tributaria, este incremento presupuestario tendría poca repercusión en las cuentas públicas.

    La parlamentaria aseguró que la política fiscal de Cantabria es "diferente" a la de cualquier otra región del régimen común. Así, señaló que, frente al planteamiento del Gobierno cántabro de que en tiempos de crisis rebajar los impuestos sería "una aberración", datos del Ministerio de Economía y Hacienda demuestran que todas las comunidades autónomas han realizado rebajas de impuestos salvo Cantabria. Por ello, Mazas criticó que el argumento de que "sólo el PP rebaja impuestos" no tiene "ningún sentido" porque también hay comunidades socialistas que modifican sus impuestos.

    Además, recordó que el Gobierno central eliminó el año pasado el Impuesto sobre el Patrimonio y llegó a ofrecer incentivos fiscales a los empresarios en la mesa de concertación social. Igualmente se remitió a recomendación de la UE de que todos sus países adopten incentivos fiscales para salir de la crisis.

    También contrapuso la postura del Gobierno cántabro a la del Grupo Municipal Socialista de Santander, que frente a la congelación de tributos que pretende el equipo de Gobierno (PP) ha pedido que bajen los impuestos; y finalmente se refirió al Ayuntamiento de Noja, donde el IBI ha subido "algo más de un 30%" desde enero de 1996 a diciembre de 2008, lo que supone un incremento por debajo del IPC, mientras que las tasas y precios públicos del Gobierno de Cantabria han crecido un 31 por ciento en cuatro años.

    FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

    Por otra parte, la diputada abordó la reforma del modelo de financiación autonómica, del que, aseguró, Cantabria "no ha salido muy bien parada", ya que el incremento de recursos adicionales para la región es inferior al porcentaje de su población.

    La 'popular' calificó como "preocupante" que el Estado tenga que pagar los recursos adicionales con cargo a la deuda, tal como anunció la semana pasada la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y advirtió que si este hecho se repite otros años hará que el modelo sea "insostenible", un hecho "inaceptable" para el PP, que asegura que si el modelo se hubiera cerrado hace dos años, como pretendía este partido, "no hubiera hecho falta" acudir a la deuda.

    Tras recordar que Cantabria era la región de régimen común con una financiación más alta por habitante en 2007, gracias a los gobiernos 'populares' nacional y regional, Mazas apuntó que la comunidad recibe ahora 110 millones de recursos adicionales, el 1%, un porcentaje "muy inferior" a lo que supone la población cántabra con respecto al total de régimen común. De esta forma, a cada cántabro le corresponden 178 euros por los fondos adicionales, frente a los 500 de un catalán o los 1.000 de un andaluz.

    Estos datos revelan, en su opinión, que la reforma del modelo de financiación obedece "a los intereses partidistas del PSOE para obtener apoyos en el Congreso" más que a un cambio de modelo "necesario".

    RECAUDACIÓN

    En otro orden, Mazas criticó que la bajada de la recaudación que se ha producido en Cantabria demuestra "escaso rigor presupuestario" del Gobierno regional, y advirtió que, teniendo en cuenta los datos del primer semestre del año, la previsión para 2009 "no va a andar mucho mejor".

    La parlamentaria, que señaló que con la devolución de 135 millones por al ajuste de los anticipos del pasado año se demuestra la previsión de ingresos del Ejecutivo regional "era errónea", opinó que, de cara a 2009, la cantidad a pagar será "bastante más".

    Así, apuntó que, según datos de la Agencia Tributaria correspondientes al primer semestre, la recaudación de impuestos directos e indirectos retrocedió un 18,84 por ciento.

    La previsión de ingresos del Gobierno para 2009 contempla un incremento del 10% en los impuestos directos, cuando ha bajado un 7,44 por ciento (más de 17 puntos de diferencia). En concreto, según el Ejecutivo el IRPF se iba a incrementar un 18% pero hasta junio ha bajado un 8,74.

    En los impuestos indirectos la previsión era de una bajada del 16,76%, pero la recaudación efectiva es de -64,82%, una diferencia de casi el 50 por ciento; y en el IVA, mientras que el Gobierno pensaba recaudar un 16% menos, en el primer semestre la recaudación ha bajado un 63,4%.

    Mazas subrayó que el PP señaló en la tramitación del presupuesto para 2009 que éste "no se podía hacer con ingresos irreales", y afirmó que este "escaso rigor" hará que este año se presenten "muchas dificultades para cerrar los presupuestos y poder pagar todo lo que hay en ellos".

    En cuanto al fondo de suficiencia --la parte del sistema de financiación autonómica que crece de acuerdo a los ingresos del Estado--, señaló que mientras en 2009 aportaba 700 millones de euros a las arcas regionales, registró en el presupuesto un descenso del 5,9%. Además, indicó la recaudación en el Estado en el primer semestre ha bajado un 23%. Así, la "mala previsión" en los ingresos de los presupuestos de la comunidad autónoma se debe a la "mala previsión" de los Presupuestos Generales del Estado, con un cuadro macroeconómico "del todo irreal".

    "Además de hacer frente a una crisis económica, también somos objeto de la mala previsión del Gobierno de Cantabria y de la Nación", lo que "hace difícil el cumplimiento de los presupuestos", declaró.

    Por ello, criticó la "falta de rigor presupuestario" y "ausencia de austeridad" del Gobierno, y manifestó su deseo de conocer la estimación del Ejecutivo cántabro de "cuántos millones" habrá que devolver en 2009.

    Por otra parte, consideró "sorprendente" que el Gobierno diga que "no importa" pagar los 135 millones porque Cantabria va a recibir 110 adicionales correspondientes a la financiación autonómica. El PP defiende que estos ingresos son "para mejorar la calidad de los servicios" y no para compensar deudas con otras administraciones.

    En este sentido, Mazas opinó que el Estado debería "dar una moratoria o compensar las deudas o establecer algún mecanismo para favorecer que las comunidades autónomas no se vean con este tema, porque para una comunidad es mucho dinero". En el caso de Cantabria, con un presupuesto de 2.500 millones, 135 millones es "mucho dinero, y si es más, es muchísimo dinero", concluyó.