23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 23 de junio de 2009

    El PP pide aumentar a 100 euros las ayudas de guardería, elevar el tope de renta y resolverlas antes de septiembre

    Exige al Gobierno regional que abone ya la orden convocada en febrero y publique la correspondiente al primer semestre de este año

    SANTANDER, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Partido Popular ha propuesto aumentar a 100 euros las ayudas de guardería que concede el Gobierno regional, incrementar la partida total destinada a estas ayudas, elevar el tope de renta existente en la actualidad y agilizar la resolución de las convocatorias para que las familias sepan antes de septiembre si contarán con ayuda. Lo que propone el PP es un "cambio de modelo" que gane en "agilidad" y termine con los "retrasos" en el pago de las ayudas.

    Así lo explicó hoy en rueda de prensa el diputado José Antonio Cagigas, quien criticó el "doble lenguaje" del Gobierno, que "continuamente habla de ayudas" y de lo que hace, "pero los hechos son nada de nada".

    Frente a esa situación, el PP lanzó hoy dos bloques de propuestas: unas para que se abonen ya las ayudas correspondientes a parte de 2008 y el primer semestre de 2009; y otras para cambiar el modelo con el fin de que los retrasos no se repitan en próximos años.

    Este nuevo modelo que propugna el PP supondría la convocatoria de la orden de ayudas en el mes de junio --para todo el curso siguiente, de 1 de septiembre a 31 de agosto-- y su resolución en el mes de julio, de forma que las familias podrían saber antes de septiembre si contarán con la ayuda, que después se pagaría por trimestres vencidos.

    En cuanto a las cuantías, los 'populares' apuestan por pasar de los 80 euros actuales de ayuda mensual a 100 euros por once meses, lo que hace un máximo de 1.100 euros al año. A la par, proponen un aumento de la partida total de forma que si este año es, según sus cálculos, de 1,4 millones de euros, en la próxima convocatoria debería elevarse a 1,7 millones.

    Además, abogan por elevar los topes de renta que, a su juicio, son "muy bajos". En la actualidad, para poder optar a estas ayudas no se pueden superar los 24.000 euros de renta en declaraciones individuales o los 36.000 en declaraciones conjuntas o sumadas las individuales; y el PP propone que el límite sea de al menos 30.000 euros para individuales y de 50.000 euros en el otro supuesto.

    Por último, también sugiere cambios en cuanto al criterio de concesión de las ayudas para que no se adjudiquen por orden de registro de la solicitud, como ocurre ahora, sino en función de la renta.

    PAGOS DE 2008 Y 2009

    Por lo que respecta a las ayudas de 2008 y 2009, Cagigas reclamó que se pague "antes de la primera semana de julio" la orden correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2008, que se convocó el 12 de febrero de este año, se cerró un mes después, pero aún no se ha resuelto ni se ha abonado y "todavía se tardará dos o tres meses más" en pagar.

    A su juicio, es "una barbaridad" que "en el mejor de los casos" las ayudas se paguen "con nueve meses de retraso" y rechazó que el Gobierno alegue que no hay dinero. "Pues que dejen de pagar a Perojo, a Sergio Vélez y otra serie de amigos que pueden aguantar mucho mejor que las familias trabajadoras que tienen dificultades para llegar a fin de mes", apostilló Cagigas, quien además recordó que el 50 por ciento de las ayudas está financiado por el Fondo Social Europeo.

    En cuanto a la segunda orden que debería convocar el Gobierno para cubrir los pagos del primer semestre de este año, Cagigas exigió que se convoque también ya porque, sino, "al plazo que vamos, lo pagarán en 2010".

    Para Cagigas, la gestión de estas ayudas es "un desastre" y reiteró sus críticas al "doble lenguaje" del Gobierno, que se dedica a decir que "han hecho más que nadie" y "se hace mucho más" que durante los Gobierno del PP, pero al final los hechos son que las familias "cobran tarde y mal".

    Además, insistió en la importancia de estas ayudas porque son necesarias para garantizar la conciliación, porque el coste de las guarderías es "alto" (entre 120 y 280 euros mensuales, según las horas) y porque "no existen plazas públicas" y sólo hay algunas plazas de dos años y no en todos los municipios, con lo cual las familias pueden tener o no tener plaza, aunque pagan "los mismos impuestos".