22 de mayo de 2019
  • Martes, 21 de Mayo
  • 16 de mayo de 2010

    Revilla dice que "no está para bromas"; que "hay pasta" y está convencido que el Gobierno dará marcha atrás

    Habló anoche con Zapatero y hoy aprovechará la presencia en la cumbre para hablarle de este "disparate"

    Revilla dice que "no está para bromas"; que "hay pasta" y está convencido que el Gobierno dará marcha atrás
    EP/GOBCANTABRIA

    SANTANDER, 16 May. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se refirió hoy a la paralización del Tren de Alta Velocidad a Cantabria y señaló que "no está para bromas", al tiempo que se mostró convencido de que "hay pasta" para esta obra y de que el Gobierno "reflexionará" y "se van a desdecir de esta medida absolutamente arbitraria".

    Revilla hizo estas declaraciones esta mañana, en el programa de Radio Nacional 'Hoy no es un día cualquiera' que dirige Pepa Fernández, donde aseguró que anoche habló con el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero.

    La entrevista, recogida por Europa Press, fue realizada mientras Revilla iba camino del aeropuerto de Parayas para recibir al presidente de México, Felipe Calderón, y a Zapatero (que al final no viajó en el mismo avión), quienes participan en la Cumbre UE-México que se celebra hoy en Comillas.

    Preguntado por la periodista sobre si iba a hablar del AVE con Rodríguez Zapatero, el presidente de Cantabria señaló que "cómo no voy a hablar si le voy a llevar a Comillas en coche que son tres cuartos de hora y le voy a volver, que son otros tres cuartos de hora, y además vamos a comer juntos, que será otras hora y media" dijo.

    Aseguró además que ya anoche pudo hablar con Zapatero, quien, según dijo, le llamó por teléfono. Aunque no desveló el contenido concreto de la conversación, Revilla insistió en que lo del AVE "es un disparate" y consideró "una barbaridad" que el ministro de Fomento, José Blanco haya dejado ver "que quiere que vayamos por Bilbao" cuando ya los proyectos "están adjudicados".

    "Es un proyecto que ha pasado todos los trámites de impacto ambiental, estudio informativo, años de papeleo, primera piedra ayer en Monzón de Campos, y es una obra adjudicada", y "adjudicar una obra es acabarla", dijo Revilla, quien destacó que en su "larga vida política" y en sus ocho años al frente de la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria "jamás se ha anulado una adjudicación".

    Consideró además que lo ocurrido con el AVE a Cantabria "no tiene ni pies ni cabeza", y se preguntó como los cántabros van a ir a Madrid por Bilbao.

    "Es que eso no se le ocurre a nadie, eso es como alguno que decía hace años que para qué queríamos un aeropuerto en Santander teniendo el de Bilbao a tres cuartos de hora. Pues el aeropuerto de Santander maneja ahora un millón de pasajeros y es el noveno de España", subrayó Revilla, quien se preguntó a continuación "¿Por qué van a sacrificar a Cantabria y no vamos a tener un AVE como el que están haciendo hacia Coruña, hacia Oviedo, y hacia Bilbao; pero si está la obra adjudicada", insitió el presidente, quien dijo que por ello "no da crédito a esta medida", y por eso espera, "por bien de todos, que esto se arregle antes de un mes".

    NO ES UN ÓRDAGO

    Revilla destacó que la advertencia que ha hecho sobre romper el pacto que mantiene con los socialistas si no se reconduce el tema del AVE "no es ni un calentón ni un órdago, sino que es exigir que el compromiso firmado y avalado por todos se cumpla, y punto", remachó.

    Insistió al respecto en que el pacto que él firmó con el PSOE en Cantabria y en Madrid, contempla como "prioridad y objetivo", el AVE Madrid-Palencia-Santander. "No hay otra reivindicación grande; lo demás son cosas que más o menos van saliendo, pero el objetivo del pacto es el ave", como, recordó, lo fue en su día con el PP la autovía de la Meseta.

    Respecto a las declaraciones del PSOE de que por un tren no se va a romper un gobierno, Revilla puntualizó que no se trata de "un tren" sino "del tren". Indicó en este sentido que Cantabria sin tren "no tiene futuro", y destacó que es "la gran reivindicación del siglo XXI", y lo que puede dejar a la comunidad autónoma en los primeros lugares de España, "porque tenemos todas las potencialidades pero necesitamos un tren que no tarde en ir a Madrid seis horas". "Esa es la reivindicación, ese es el pacto, ellos lo saben y no pueden echarse atrás porque no hay ninguna razón", añadió Revilla, quien además resaltó que "España no se desequilibra por hacer el AVE a Cantabria".

    Por otro lado señaló que en épocas de crisis hay que recortar gastos "superfluos, tenemos todos que apretarnos el cinturón", pero no se pueden parar las inversiones, "porque eso es desinvertir en productividad". "Un tren, una carretera, es un valor añadido, es modernizar un país", dijo Revilla, quien aconsejó "que lean a Keynes, el gran economista que sacó de la crisis a Estados Unidos en los años treinta".

    En todo caso, el presidente cántabro se mostró convencido de que hay dinero para hacer el AVE a Cantabria, y aseguró que "en estos días yo demostraré que sí hay pasta". En este sentido señaló que "el proyecto que se ha anulado ayer son 160 millones de euros a pagar en cinco años", y se preguntó "¿cómo va a desequilibrar eso las finanzas de España?".

    Tras indicar que es un dinero que además estaba consignado presupuestariamente este año, y por eso se adjudicó la obra, Revilla se mostró convencido de que no hay ninguna razón para lo que ha ocurrido y se mostró convencido de que "reflexionarán y que se van a desdecir de esta medida absolutamente arbitraria". "En Cantabria es un clamor, y la región no aguanta que nos anulen este tren, que es el que van a tener todas las comunidades de España", apostilló.

    Revilla advirtió finalmente que él está como presidente de Cantabria en la medida en que consiga los compromisos que hay suscritos, e indicó que en caso contario, ya tiene "67 años y ya no estoy para bromas".

    Y respecto a su advertencia de que podría dar el salto a la política nacional, Revilla indicó que a su partido, el PRC, "nunca se le ha ocurrido presentarse" a unas elecciones que no fueran las autonómicas o las locales, porque creen que para las generales están los grandes partidos de ámbito estatal.

    Indicó no obstante que "si uno empieza a comprobar que tres, cuatro, o cinco diputados, condicionan los presupuestos de España y aquello se convierte a veces en un chalaneo a la hora de hacer los presupuestos, pues hay muchísimas voces, y no solo de Cantabria, que me piden todos los días que demos ese salto", afirmó.