3 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

Revilla "pone la mano en el fuego" por Oria y dice que es "una manera de desviar la atención de otros temas"

SANTANDER, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, afirmó hoy que "pone la mano en el fuego" por el consejero de Desarrollo Rural, Jesús Oria, respecto a la investigación que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha decidido abrir a raíz de una querella del PP en relación al edificio Lagunilla.

Revilla, quien destacó que "si hay alguna persona honrada en la vida, es este hombre", opinó que la querella "es una manera de desviar la atención de otros temas" y se mostró "absolutamente tranquilo".

El presidente explicó que el caso del edificio Lagunilla se limita a un pago anticipado a una empresa "pública", como es Tragsa, por lo que "el dinero no ha salido del Estado", apostilló, para no perder la partida destinada a las obras de adecuación del edificio Lagunilla como futura sede de la Dirección General de Desarrollo Rural.

Revilla, quien consideró que adelantar las certificaciones es "algo absolutamente normal", se mostró convencido de que cuando los jueces analicen el tema, le darán la razón.

Indicó además que el hecho de que se admita a trámite una querella no significa nada porque "el juez admite todas las demandas"; "si mañana vas al Juzgado y dices que Miguel Angel Revilla se ha llevado la caja de no se qué restaurante, también te la admite a trámite; es su obligación, pero luego hay que probarlo", señaló en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

Tras destacar que no hay ninguna imputación, Revilla insistió en que poner una demanda "se puede hacer con cualquiera, cualquier día" y señaló que cuando él estaba en la oposición, el entonces presidente del Gobierno de Cantabria, Juan Hormaechea, presentó siete querellas contra él, de las que --dijo-- tres llegaron a juicio, "y no fui condenado en ninguna". "Es muy fácil llevar a la gente al Juzgado, pero hay que probarlo", insistió Revilla.