18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 17 de septiembre de 2019

    Santander renovará la instalación eléctrica del Mercado de la Esperanza

    Costará 440.000 euros, tardará seis meses y prevé la instalación de un sistema de detección de incendios, megafonía y alarma por voz

    Santander renovará la instalación eléctrica del Mercado de la Esperanza
    La alcaldesa en el Mercado de la EsperanzaAYTO

    SANTANDER, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Santander renovará la instalación eléctrica del Mercado de la Esperanza, una actuación que supondrá una inversión de 439.869 euros, según ha avanzado este martes la alcaldesa, Gema Igual, a los comerciantes que desarrollan su actividad en este mercado municipal.

    El objetivo del proyecto, con plazo de ejecución de unos seis meses, es adecuar la instalación eléctrica, de acuerdo al reglamento actual (RD 842/2002), así como la conectividad y seguridad del Mercado de la Esperanza, informa el Ayuntamiento en un comunicado.

    Según ha destacado Igual, con esta nueva inversión el Consistorio "continúa el proceso de "mejora permanente" que se está desarrollando en el mercado con el objetivo de "potenciar este espacio, poner en valor el mercado tradicional y dinamizar su actividad".

    Así, ha puesto ejemplos como las últimas inversiones realizadas para la mejora de la accesibilidad y para la construcción de la nueva pasarela de acceso desde la plaza de la Esperanza, los trabajos de mejora en el área de gestión y almacenaje de residuos o la renovación de la iluminación interior del mercado.

    La previsión es que el proyecto para la renovación de la iluminación se lleve a licitación próximamente, una vez presentado a los comerciantes en este encuentro en el que, además de la alcaldesa, ha participado la concejala de Mercados, Miriam Díaz, y el presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado de La Esperanza, Ignacio Rodero.

    La regidora ha recordado que "la instalación eléctrica del mercado ha sido modificada y actualizada a lo largo de los años", sin embargo, ha afirmado que "es necesario llevar a cabo una renovación para adaptarlo a la normativa actual".

    La mayoría del edificio se ejecutó bajo los criterios del Reglamento Electrónico de Baja Tensión del año 1973 o de años anteriores, aunque las partes actualizadas como el alumbrado interior del edificio, oficinas generales y servicios o las acometidas de los ascensores, cumplen de manera general con la normativa actual de 2002.

    El proyecto actual apuesta por la renovación de la instalación eléctrica de baja tensión de las zonas públicas y comunes del mercado, así como el centralizado de contadores de la planta baja del mercado. De forma complementaria, se contempla la instalación de un sistema de detección de incendios, megafonía y alarma por voz, un circuito cerrado de TV y red de fibra óptica.

    TRADICIÓN E HISTORIA

    Igual ha destacado "la importancia de los mercados tradicionales, su apuesta por el producto de Cantabria y la atención personal y profesional al cliente".

    Además, ha refrendado el compromiso del Ayuntamiento para ayudar a los comerciantes en el proceso de adaptación a los nuevos escenarios para "ser más competitivos y seguir ofreciendo un servicio cercano y de calidad a los santanderinos".

    Por último, ha puesto en valor la importancia del Mercado de la Esperanza también desde el punto de vista histórico, turístico y del patrimonio, al tratarse de un edificio centenario declarado monumento histórico-artístico.

    Abrió sus puertas el 10 de abril de 1904 y es una de las escasas muestras de arquitectura en hierro decimonónica que se conservan en España. Fue obra de Eduardo Reynals y Juan Moya, reconocidos con la Medalla de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

    Destinado fundamentalmente a alimentación, es el mayor mercado de este tipo en Cantabria. La planta baja se dedica en su totalidad a la venta de pescado y marisco, mientras que en la planta alta se distribuyen puestos de productos cárnicos, lácteos, frutas y verduras.

    Para leer más