17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 6 de agosto de 2009

    Sindicatos de Policía denuncian que se dejan sin atender llamadas del 091 porque al personal se le encargan otras tareas

    SANTANDER, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP) denunciaron hoy la organización del trabajo en la Comisaría de Santander donde se encarga a los agentes del 091 todo tipo de tareas, "incluso labores de cartería", con la consecuente "merma de calidad" en el servicio y a costa de dejar a veces sin atender algunas de las llamadas recibidas en el 091.

    En un comunicado, SUP y CEP lamentaron que desde la desaparición de la denominada Policía de Proximidad hace cuatro años, "la atención al ciudadano ha pasado a ser la última prioridad" para los responsables del cuerpo en la ciudad.

    Según dicen, "cualquier eventualidad" que surja en la Jefatura se resuelve "retirando" policías de las calles para realizar otras tareas, desde conducción y custodia de presos, a funciones de escolta, cubrir puestos de seguridad o "incluso, desempeñar labores de cartería".

    Esto se traduce en una "merma" en la calidad del trabajo y un menor número de dotaciones policiales para patrullar la ciudad, lo cual, a su vez, provoca que crezcan los tiempos de respuesta ante una llamada urgente o que "no se puedan atender llamadas del 091 por falta de personal".

    Mientras tanto, el personal se encuentra con una "falta absoluta de motivación" y no encuentra ni el "respaldo" ni la "implicación" de los mandos responsables, hasta el punto que "se les deniegan permisos y compensación de horas" cuando les encargan "las tareas más gravosas" de la Jefatura. Además, "apenas reciben cursos presenciales de aprendizaje o reciclaje".

    Los sindicatos policiales advierten de que "si se mantiene una gestión de personal como la actual, sólo es cuestión de tiempo que se produzca un incidente grave en la ciudad y que haya que lamentar una desgracia por falta de policías uniformados en ese momento". Y en ese caso, recalcan que no aceptarán que se utilicen términos del tipo "accidente", "circunstancias excepcionales" o "hechos puntuales", porque se trata de una "irresponsabilidad, imprudencia o negligencia".

    Ante esta situación, reclaman que los miembros del 091 desempeñen "exclusivamente las funciones específicas para lo que fueron creados: patrullar todos los distritos y barrios de Santander, sin excepción, realizando tareas de prevención de la delincuencia, así como atender todas las llamadas recibidas en la Sala de del 091".

    "Esto sólo se puede realizar con garantías de solvencia y de seguridad, tanto para el ciudadano como para los propios policías, si se cuenta con el número suficiente de patrullas en la calles", apostillaron los sindicatos, que piensan que esto mismo es lo que demandan los ciudadanos, "presencia policial uniformada en la calle, ya que transmite sensación de seguridad" y atención rápida y con "profesionalidad" cuando sean víctimas de un delito.

    Por ello, esperan que las agrupaciones vecinales, y también los responsables políticos, "tomen cartas en el asunto y, por el interés general", se dirijan a los responsables del Cuerpo Nacional de Policía en Santander "para solucionar" esta situación.