16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 2 de julio de 2014

    Suspendido el juicio contra el acusado de abusar de una niña

    El fiscal pide más de cinco años de cárcel para este hombre que, presuntamente, se desnudó ante la niña, pidiéndole que le tocara

    SANTANDER, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El juicio contra el acusado de abusar sexualmente de una menor de 6 años, nieta de unos amigos que le habían cedido una habitación en la casa, previsto para este miércoles en la Audiencia Provincial, ha sido suspendido por no haberle podido localizar.

    Fuentes judiciales han informado a Europa Press de que no ha sido posible la citación del acusado, para el que el fiscal solicitaba más de cinco años de cárcel, ya que no se sabe su domicilio actual. El último que se conoce estaba en Madrid.

    La nueva fecha para la celebración de este juicio, en el que hay ocho testigos y cinco peritos, aún no ha sido señalada.

    El acusado se encargaba de cuidar a la pequeña y ayudarla en las tareas escolares durante las horas en que el reto de los adultos no estaban en la casa.

    Según el relato del Ministerio Público, el acusado comenzó a residir en el domicilio en septiembre de 2010 y, poco después, se ofreció a cuidar y ayudar a la pequeña cuando los demás estaban ausentes.

    De este modo, el acusado, aprovechando los ratos en que se quedaba solo con la niña en casa, se fue ganando su confianza, y en distintas ocasiones, en torno a abril de 2011, se desnudó ante la menor y le pidió que le tocara, rozara y besara. Igualmente, el acusado besaba a la menor por todo su cuerpo.

    Posteriormente, le decía que lo ocurrido era por su culpa y que no se lo contara a nadie porque era secreto, instándole a no relatar lo sucedido.

    PENAS

    El Fiscal considera los hechos un delito continuado de abuso sexual por lo que reclama una condena de cinco años y medio de prisión, alejamiento de ocho años, libertad vigilada durante otros cinco años y una indemnización de 6.000 euros.

    Por su parte, la familia de la menor, que ejerce la acusación particular, pide una condena de seis años de cárcel, alejamiento de diez años, otros cinco de libertad vigilada y 20.000 euros de indemnización.