28 de mayo de 2020
29 de marzo de 2020

Suspendido el Pleno del Parlamento por las "severas restricciones"

La sesión, extraordinaria y a petición de Revilla y el consejero de Sanidad, se celebrará cuando se "suavicen" las medidas

SANTANDER, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Cantabria, Joaquín Gómez, ha ordenado suspender el Pleno extraordinario convocado para este lunes tras la decisión del Gobierno de España de paralizar la actividad no esencial en todo el país del 30 al 9 de abril por el coronavirus.

El viernes, la Mesa de la Cámara -oída la Junta de Portavoces- ya había acordado suspender la actividad parlamentaria mientras durara el estado de alarma, pero aprobó la sesión extraordinaria en la que iban a comparecer, a partir de las cuatro de la tarde y a petición propia, el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, para informar de la situación del Covid-19 en la región y medidas adoptadas.

La resolución presidencial, firmada este domingo, cuenta con el acuerdo unánime de la Mesa del Parlamento (oídos los portavoces de los grupos parlamentarios: PRC, PP, PSOE, Cs y Mixto-Vox) y deja "en suspenso" la celebración del Pleno hasta una nueva fecha, que se determinará "cuando se suavicen las medidas de restricción", informa el presidente de la Cámara en un comunicado.

El criterio del jefe del Legislativo y de los miembros del órgano de gobierno coincide en que los asuntos del Pleno previsto -comparecencia de Revilla y Rodríguez parar dar cuenta del coronavirus- pueden aplazarse, puesto que no resultan "esenciales" en este contexto de emergencia nacional.

El Ejecutivo remitió esta semana pasada a la Cámara la solicitud de comparecencia a petición propia del presidente y del consejero de Sanidad.

La sesión también iba a tratar la propuesta de tramitación directa de la Proposición de Ley de Medidas Urgentes para el Desarrollo Urbanístico de Cantabria, presentada por los Grupos Parlamentarios Regionalista, Popular, Socialista, Ciudadanos y Mixto.

El Pleno -ahora suspendido- se iba desarrollar con la única asistencia presencial en el hemiciclo de los cinco portavoces de los grupos parlamentarios; los dos comparecientes (Revilla y Rodríguez); el presidente de la Cámara, y otros tres miembros de la Mesa además del letrado de la institución.

Para limitar al máximo la presencia de personal, solo iban a acudir un ujier y otra persona encargada de limpiar el atril tras las intervenciones de los diputados que, estaba planteado, que votasen telemáticamente.

El Parlamento activó un plan de contingencia para reducir al mínimo la presencia de personal. Tanto los diputados como la mayoría del personal están realizando sus funciones a través del teletrabajo.

Se ha establecido un turno rotatorio y solo acude al edificio una persona por cada uno de los siete servicios en los que se organiza la institución.