23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 24 de enero de 2009

    Temporal.- Bomberos de Santander realizan 40 actuaciones en cinco horas, algunas por desprendimientos de fachadas

    SANTANDER, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los bomberos de Santander han realizado alrededor de 40 actuaciones en la ciudad entre las tres de la madrugada, cuando comenzó a soplar el viento con más fuerza, y las ocho de la mañana de hoy sábado. En varias ocasiones han tenido que intervenir por el desprendimiento de parte de alguna fachada y de uralitas.

    A esas intervenciones se suman otras 13 desarrolladas a lo largo de ayer viernes y hasta las tres de la madrugada, principalmente para prevenir posibles daños antes de la llegada de los vientos más fuertes, según se detalla en un informe del cuerpo recogido por Europa Press.

    Las actuaciones realizadas durante la madrugada, que se complicaron desde las 5.30 horas al sumarse al viento la lluvia, se han centrado en asegurar los elementos dañados o retirarlos. En otros casos, tras revisar y comprobar que no corrían riesgo de colapso, se han ido posponiendo para atender las más prioritarias.

    Los bomberos han actuado sobre edificios, árboles, farolas, vallas de protección y publicitarias, vehículos y mobiliario urbano. También han revisado el toldo que cubre el edificio incendiado de Tetuán. Además, en los trayectos entre intervenciones han tenido que retirar numerosos contenedores de basura o elementos que invadían la calzada.

    Entre las intervenciones, la más destacada se produjo a las 3.41 horas, en la calle Francisco de Quevedo 1, donde un lucernario de las escaleras cayó a la calle provocando heridas a una persona.

    Más tarde, pasadas las cuatro de la madrugada, en la Bajada de la Calzada número 23 se desprendió un tramo de fachada que cayó sobre un vehículo y lo mismo ocurrió, a las 6.48 horas, en la avenida de Los Castros 91.

    Asimismo, pasadas las seis y media de la mañana un trozo de uralita perteneciente al colegio La Salle se desprendió sobre la carretera y a las siete y media, en la calle Castilla, los bomberos encontraron a una mujer en bata, desorientada y sin heridas aparentes, a la que cobijaron hasta la llegada de un vehículo policial.