28 de mayo de 2020
6 de abril de 2020

Ugam propone al Gobierno la compra pública de carne de ovino y caprino para distribuir en instituciones

La agricultura y el sector lácteo se mantienen, aunque los artesanos atraviesan dificultades por el cierre de los mercados ecológicos

Ugam propone al Gobierno la compra pública de carne de ovino y caprino para distribuir en instituciones
Mercado. Archivo - XAVIER BONILLA - EUROPA PRESS

SANTANDER, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Agricultores y Ganaderos Montañeses Ugam-Coag ha destacado los problemas que está sufriendo el sector ovino y caprino de Cantabria durante el estado de alarma debido a que generalmente comercializa sus productos a la restauración --que ahora permanece cerrada--, por lo que ha propuesto al Gobierno regional la compra pública de carne para distribuir en algunas instituciones.

Aunque en Cantabria hay "poca producción" de este tipo, el sector atraviesa "enormes dificultades" debido a la bajada de ventas a restaurantes y a la suspensión de eventos como bautizos, bodas y comuniones.

Por ello, Ugam-Coag ha instado al Ejecutivo a comprar la carne para servirla en lugares donde se consumen grandes cantidades de alimentos, como hospitales, la prisión de El Dueso o las comidas que ofrecen los Servicios Sociales.

Lo mismo sucede, en parte, con el sector vacuno, que se mantiene porque su carne está teniendo salida, aunque con bajada de precio, pero hay un "atasco muy importante de los chuleteros", que habitualmente se comercializan a la restauración.

Estas piezas se están acumulando, lo que podría provocar que se llegue parar la cadena de producción. Además, en este caso, el Gobierno cántabro solo no tendría capacidad para adquirir todo el producto que se comercializa, ya que el sector lácteo y vacuno es "mucho mas grande" en la región que el ovino y caprino.

Así se lo trasladado a Europa Press el secretario general de la asociación, Gaspar Anabitarte, que ha explicado cómo está afectando el decreto del estado de alarma al sector agrícola y ganadero en Cantabria

En el caso de la agricultura, ha explicado que la actividad "es muy poca" en la región --sobre todo en las zonas de Campoo y Valderredible-- y no está atravesando grandes inconvenientes porque vende su producción a grandes superficies que siguen funcionando.

Sí tienen problemas, según ha dicho, los productores ecológicos que realizan la venta directa --"aunque son pocos"--, porque se han cerrado los mercados ecológicos y todos los mercados al aire libre.

Por ello, el colectivo defiende su apertura al considerar que "no existe gran diferencia" con respecto a los mercados confinados, siempre que se lleven a cabo con las restricciones necesarias.

En este sentido, Anabitarte ha destacado a los artesanos, un sector "no muy grande, pero con una proyección enorme y que está creciendo mucho", y al que ahora le afecta tanto el cierre de la restauración como el de estos mercados.

Un ejemplo son los queseros, ha dicho, que suelen ser "pequeños ganaderos" que elaboran un producto "con mucho valor añadido" y que son los que más están sufriendo dentro del sector lácteo, lo que está haciendo que bajen "drásticamente los precios" o que algunos incluso estén dejando de recoger la leche.

SECTOR LÁCTEO

Por el contrario, el resto del sector lácteo "no parece que vaya a haber una situación grave", sino que "se mantiene e incluso con una tendencia al alza", ya que se sigue recogiendo la leche.

No obstante, el secretario general de Ugam-Coag ha advertido de que estarán "muy vigilantes" con que se cumplan las expectativas que había con respecto al cambio de la Ley de la Cadena Alimentaria, que tal y como ha explicado, debería suponer una subida de precios de la leche en relación a los costes de producción.

"La Ley que conseguimos con las movilizaciones generaba un cambio importante y estábamos con la esperanza de verlo", pero ahora, debido a la situación provocada por el coronavirus, "hay muchas incógnitas en todo".

Por último, ha señalado que tanto para los ganaderos cántabros con vacas de leche como para los de carne es "muy importante" la venta de terneros, y ahora se está haciendo "muy selectivamente" y está "totalmente parada".