19 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

UIMP.- Camus se declara "superviviente" de un cine español que siempre ha ido "dando tumbos" en busca de subvenciones"

El director dice que seguirá haciendo películas y considera el anuncio de retirada de Gutiérrez Aragón una "broma total"

SANTANDER, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director de cine santanderino Mario Camus se declaró hoy un "superviviente" del cine español que, a su juicio, ha estado "dando tumbos" desde sus orígenes "siempre buscando las subvenciones".

El director de 'Los santos inocentes' se mostró en contra de la política de subvenciones, que consideró un "disparate", ya que se subvenciona a las películas con más éxito en taquilla. "Todo está subvencionado ya, incluso la construcción, es aberrante", aseveró.

Camus realizó estas reflexiones en una mesa redonda incluida en el encuentro 'Artes y letras, creadores santanderinos entre dos siglos: Jesús Pardo y Mario Camus', en la que se sometió a las preguntas del director de la Filmoteca de Cantabria, Enrique Bolado; el decano de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid, Dámaso Alonso; el director de cine Paulino Viota; el profesor de Historia del Cine en la Complutense, José Luis Sánchez Noriega; y el representante de la Sociedad Menéndez Pelayo, Juan Antonio González Fuentes, además de las del público asistente.

El realizador santanderino lamentó que, como consecuencia de la implantación del doblaje en los años 40, a la que achacó la política de subvenciones al cine español "desde sus inicios", España es un país "absolutamente colonizado por el cine americano".

Para Camus, el mundo del cine es "complicado" y "chapucero", y España "no es un país muy propicio", por lo que se reafirmó en su declaración de ser un superviviente "que ha sobrevivido al disparate", cosa que no ha sucedido con "un montón de compañeros".

De esta forma, consideró que "la gente del cine español hace lo que puede" en un mundo, el del cine, del que él está "fuera del todo". De hecho, trabaja y escribe, "por inercia" en las películas en las que cree que pueda disfrutar como espectador. "Yo no estoy en el cine, yo hago películas y lo seguiré haciendo siempre que pueda", señaló.

Al respecto, contrapuso esta actitud con el anuncio realizado ayer también en la UIMP por el realizador cántabro Manuel Gutiérrez Aragón, quien aseguró que está "considerando" su retirada del mundo del cine. "Lo de Manolo es una broma, conociéndole como le conozco, es una broma total", opinó, ya que este director es "muy partidario de hacer este tipo de bromas", aunque en este caso "quizás no se esperara que saliera en los titulares", apostilló Camus.

El autor de clásicos como 'La colmena' admitió que el público actual del cine está compuesto en su mayoría por jóvenes menores de 30 años a los que no van a llegar las películas que él realiza. Así, definió este problema como "generacional", pero le restó importancia al considerarlo "normal" y paralelo a lo que sucedió en los años 80 con sus películas y las de sus coetáneos. "Que el público vaya o no al cine no me importa mucho", manifestó.

Camus se definió como un "gran aficionado a la lectura" y a las películas, y recalcó que no se fija "demasiado" en las opiniones de los críticos de cine, algunos de ellos antiguos compañeros suyos de carrera.

"A los jóvenes les aconsejaría que no sigan mi consejo, siempre me equivoco, en eso no fallo nunca", aseguró finalmente Mario Camus, al ser preguntado por sus recomendaciones a los nuevos realizadores y directores de cine.