20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 17 de octubre de 2009

    Van den Eynde (PP) advierte sobre el riesgo de que la energía eólica produzca una "burbuja verde"

    SANTANDER, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El diputado del Grupo Parlamentario Popular, Eduardo Van den Eynde, advierte de los riesgos de que la energía eólica pueda producir lo que se conoce como "burbuja verde", y que esto se convierta en un "gravísimo problema para la economía regional y las arcas públicas" de Cantabria.

    Así lo manifiesta en una entrada de su blog, 'Diario de Sesiones de un Cántabro Heterodoxo', recogida por Europa Press, en la que incide en que se ha llegado "tarde" a la energía eólica y que ademas se está haciendo "de forma imprudente" y "a gran escala".

    El también coordinador de Comunicación del PP cántabro cuestiona en su bitácora que sea cierto el aspecto económico como "único argumento aparentemente razonable" del "atropello" eólico, como califica al desarrollo eólico del Plan Energético proyectado por el Gobierno de Cantabria.

    Para Van den Eynde, la "agresión paisajística y ambiental no hay quien la niegue", motivo por el que entiende que el Gobierno de Cantabria se "centra" en el argumento de la creación de puestos de trabajo, algo que el parlamentario 'popular' cuestionan en el artículo de su blog titulado 'Burbuja verde'.

    En él, se remite a un informe de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos del que extracta datos como el "terrible coste laboral y económico" que supone el "desvío de enormes recursos públicos" al fomento de las energías renovables.

    Según detalla en base a este estudio, estas energías "consumen enormes recursos" de los contribuyentes, hasta el punto de que la renta vitalicia media que ingresan equivale al 4,35% de la recaudación anual del IVA o el 3,45% del IRPF.

    De este modo, la factura de la luz tendría que aumentar un 31% para costear lo que se conoce como déficit de tarifa eléctrica, por lo que en la investigación se indica que los consumidores se "enfrentan" a una "fuerte" subida de la tarifa eléctrica o a un aumento de impuestos por la política energética.

    Consecuencia de este "despilfarro de recursos" es la "destrucción" neta de 113.000 puestos de trabajo, es decir, un total de 2,2 trabajos destruidos por cada "empleo verde".

    Van den Eynde señala que este informe "no sólo niega que las energías renovables creen empleo, sino que postula que lo destruyen", por lo que considera que "el saldo final es claramente negativo", con un "terrible coste laboral y económico".

    "Pero aquí estamos acostumbrados a tirarnos a la piscina con alegría, sin evaluar los riesgos, ya que, al fin y al cabo, hablamos de patrimonio público, tal y como se ha visto en el escándalo de GFB", asevera.

    El parlamentario del PP incide en el "bonito papelón" que a su juicio tiene el PRC para "justificar su sorprendente cambio de criterio", que recordó ha evolucionado desde los molinos que "causaban aversión" a Revilla.