2 de diciembre de 2020
23 de octubre de 2020

Los vecinos de Cueto y Monte contribuirán a poner en valor su patrimonio cultural

Los vecinos de Cueto y Monte contribuirán a poner en valor su patrimonio cultural
Presentación del proyecto - AYUNTAMIENTO DE SANTANDER

SANTANDER, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Cueto y Monte contribuirán a poner en valor su patrimonio cultural como parte de la iniciativa 'Santander, punto de encuentro patrimonial', un proyecto integrado en el plan de reactivación económica 'Santander a punto' que utilizará innovadoras técnicas participativas para contar la historia del norte de la ciudad.

El concejal de Cultura, Javier Ceruti, ha presentado hoy este "relato que entrelazará las voces de la memoria colectiva de Cueto y Monte" con las vivencias de los vecinos ligadas al patrimonio cultural, tanto el que se refiere a los bienes patrimoniales ya inventariados como a otros elementos menos conocidos y que sin embargo definen la identidad del norte de Santander.

Ceruti ha subrayado que "conocer una zona es el primer paso para preservar sus valores. Puede parecer una obviedad, pero este proyecto nos está abriendo los ojos sobre lo mucho que aún nos queda por descubrir de nuestro patrimonio cultural", ha asegurado.

Tras una primera fase en la que se ha analizado el patrimonio ya inventariado, se afronta ahora la parte más creativa, la implicación de los vecinos en una construcción colectiva de la historia de sus barrios.

Una zona de la ciudad que durante la consulta pública del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) ha transmitido "la gran necesidad que tienen de ser escuchados. Quieren dar a conocer la zona, principalmente al resto de vecinos de Santander", ha señalado Ceruti.

Y para ello se va a recoger esa memoria colectiva de sus barrios e identificar aquellos bienes relevantes, pero no inventariados, que son parte fundamental de sus vidas o de la historia de sus antepasados.

Algunos de esos bienes son de orden material (lavaderos, escuelas, panteones, canteras, fotografías...) y otros son inmateriales (canciones, relatos, toponimia, tradiciones, etcétera). En definitiva,
este proyecto va a ser "un banco de pruebas para una nueva forma de abordar el patrimonio cultural y la reconstrucción de la historia de la ciudad", ha afirmado el edil.

En la presentación del proyecto ha estado también el responsable de Tanea Arqueología, Ángel Astorqui, que lidera el proyecto.

Según sus palabras "lo innovador" del proceso es que se abre un periodo de reflexión para los vecinos de la zona norte de la ciudad sobre lo que debe ser el patrimonio.

"Sus aportaciones habrá que tomarlas en consideración para saber con lo que se identifican, con aquello que forma parte de la identidad de esos barrios. Sólo así se podrán hacer críticas constructivas y poner en marcha políticas político-comunitarias en cuanto a patrimonio cultural se refiere, tanto material como inmaterial", ha aseverado.

En cuanto a la tipología de Cueto y Monte, Astorqui ha explicado que son zonas denominadas espacios intermedios, "zonas rururbanas", en las que habitualmente las políticas públicas no ponen su atención. "Normalmente se pone el foco en las zonas más urbanas, en el centro, o en lo puramente rural, cando realmente no hay diferencias y esos espacios quedan al albur de esas políticas públicas", ha observado.

El proyecto ya ha superado la fase 1 de documentación de todos los bienes catalogados oficialmente, tanto por el Ayuntamiento como por el Gobierno de Cantabria.

Ahora entra en la fase 2, de inventario de los elementos que los vecinos consideran patrimonio, a través de reuniones en las que serán ellos quienes digan lo que les interesa, qué consideran relevante y por qué, tanto a nivel material como inmaterial. Son procesos participativos en los que Tanea realiza un acompañamiento de mediación, escucha a los vecinos y ordena las ideas y conclusiones. Ideas que serán trasladadas al Ayuntamiento.

Finalmente la fase 3 consiste en la puesta en marcha de una plataforma web abierta donde estarán geolocalizados todos los elementos considerados como patrimonio material e inmaterial, ya sea catalogado o no, con documentación, fotos, vídeos, etcétera. Los recursos para documentar los bienes los podrán elaborar los propios vecinos.

Para leer más