22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 2 de noviembre de 2014

    El 29% de los castellano-manchegos duerme mal o regular

    El 29% de los castellano-manchegos duerme mal o regular
    GETTY

    TOLEDO, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

       El 29% de los castellano-manchegos, ellas peor que ellos, duerme mal o regular, según una encuesta realizada en esta comunidad por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO). La misma, revela como uno de cada cuatro ciudadanos de Castilla-La Mancha ha tomado tranquilizantes o somníferos en el último año para dormir.

       Por ello, según informa INFITO en un comunicado, junto al Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, ha iniciado una campaña informativa en la que ofrecerá consejos sobre cómo dormir de forma sana y natural sin necesidad de recurrir a los fármacos hipnosedantes que provocan efectos secundarios a medio y largo plazo, asegura el doctor Rafael del Río, jefe de la Unidad de Sueño del Hospital Nuestra Señora de América de Madrid y somnólogo acreditado por la European Sleep Research Society (ESRS).

       Existen diferentes aspectos que "están provocando un aumento de la incidencia del insomnio en nuestra sociedad, como los factores estresantes procedentes de la tensión en la vida social o la propia crisis económica", indica este especialista.

       También existen una serie de factores perpetuadores que contribuyen a la cronificación del insomnio "como un afrontamiento erróneo, creencias equivocadas de cómo afrontar el problema o el desarrollo de hábitos inadecuados", señala. Por otro lado, otras personas "sometidas a cambios frecuentes de horario por motivos laborales o inducidos por el comportamiento también pueden presentar síntomas".

    COMBATIR EL INSOMNIO

       Para combatir el insomnio, las farmacias castellano-manchegas ofrecerán consejos como "tomar cenas ligeras sin alimentos ácidos o picantes que dificulten la digestión y exentas de estimulantes como la cafeína o el alcohol, no dormir siestas de larga duración, acostarse y levantarse siempre a la misma hora, no realizar actividades físicas muy intensas a última hora de la tarde, tomar un baño por la noche o limitar el uso de dispositivos tecnológicos antes de irse a la cama o no ver la televisión en la misma.

       En el caso de que sea necesario también se puede recurrir a los preparados farmacéuticos de plantas medicinales que carecen de los efectos secundarios de los hipnosedantes de síntesis, que no pueden ser el eje terapéutico principal contra el insomnio, añade el doctor del Río. Para adherirse a la campaña, las farmacias que lo deseen pueden hacerlo a través de www.infito.com o mediante el Colegio.

       El uso de hipnosedantes de síntesis para conciliar el sueño está aumentando entre la población. De hecho, según un informe publicado en enero por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, el consumo de hipnóticos y sedantes ha sufrido un incremento del 81,8% entre 2000 y 2012, y el de ansiolíticos un 46,8%.

       "Hay que tener cuidado con esto porque provocan efectos adversos a corto plazo como la somnolencia diurna o aturdimiento, que puede interferir en la capacidad de reacción y concentración, y otros a largo plazo, en relación con la tolerancia o adicción", advierte el doctor del Río. Su uso debe ser intermitente ya que "el tratamiento debe girar en torno a medidas conductuales y cognitivas apoyadas por técnicas de relajación", recomienda.

    TRATAMIENTO NATURAL CON PLANTAS MEDICINALES

       Los preparados farmacéuticos de origen natural "carecen de los efectos secundarios de los somníferos de origen sintético al no crear dependencia, por lo que se pueden tomar de forma prolongada para tratar el insomnio ocasional", afirma Manuel Toledano, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo.

       Entre las plantas medicinales que pueden ayudar a conciliar se encuentran la valeriana, la pasiflora o la amapola de California. La primera de ellas "mejora la calidad del sueño sin agotar ni debilitar al paciente", comenta. Por su parte, la amapola de California, junto con el espino albar, actúan como sedante "sin generar tolerancia y disminuyendo el nerviosismo", indica. Además, añade, "la pasiflora favorece el sueño reparador y evita los despertares y la melisa tiene un efecto positivo sobre la irritabilidad y la ansiedad".

       Este experto destaca la importancia de que "sean adquiridas en la farmacia pues es donde se presentan en condiciones óptimas y de acuerdo a la normativa legal". Incluso, "se cuenta con el consejo de un farmacéutico pues es el mejor formado en fitoterapia y por tanto quien mejor puede indicar qué planta medicinal es la más conveniente en cada caso según las características del paciente", advierte.