15 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

Unos 500 delegados de CCOO y UGT alzan la voz en Toledo para pedir a la patronal que desbloquee la negociación colectiva

TOLEDO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unos 500 delegados de CCOO y UGT, según los organizadores, se concentraron hoy en la Plaza de Zocodover de Toledo con motivo de la celebración de la II Jornada Mundial por el Trabajo Decente, convocada por la Confederación Sindical Internacional (CSI), para reivindicar la necesidad de que la Patronal desbloquee la negociación colectiva manteniendo el poder adquisitivo de los trabajadores.

Los manifestantes, que portaban una pancarta que versaba "Basta de accidentes en el trabajo", guardaron un minuto de silencio antes de comenzar el acto, en recuerdo de los trabajadores muertos en accidentes laborales, y en especial, al trabajador de 51 años que falleció este martes en la localidad de toledana de Mora al quedar atrapado tras caer al interior de un husillo sinfín.

El secretario provincial de UGT, Rubén Martín, afirmó que "está justificadísimo que salgamos aquí a decir que la salud laboral es fundamental y a reivindicar un trabajo decente, que algunos no lo pueden disfrutar, por ahora". A su juicio, "hay que cambiar la mentalidad de los empresarios" y reprochó a la CEOE que esté anclada en unos postulados que "han roto el diálogo social".

Martín vaticinó un 2010 "socialmente conflictivo" si no se desbloquea la negociación colectiva e indicó que "hay que terminar con la mala gestión de los gestores de los sistemas financieros internacionales, con los paraísos fiscales, y los salarios indecentes de los directivos". Además, reivindicó un nuevo modelo productivo que "nos permita salir de la crisis de una manera ordenada y sostenible".

Por su parte, el secretario provincial de CCOO, Jesús García Villaraco, dijo a los delegados allí reunidos que "frente a la crisis, unidad de todos los trabajadores" y avisó de que "no es cierto que la crisis haya pasado y de que se estén viendo brotes verdes en la economía, ya que vamos a seguir cayendo en PIB y en los próximos meses vamos a seguir viendo como crece el desempleo".

Además, negó que los salarios de los trabajadores sean el origen de la crisis y rechazó cualquier propuesta para abaratar los despidos. Además, coincidió con UGT en mostrar su preocupación por la postura mantenida por la Patronal y aseguró que "lo más honrado" sería intentar un diálogo social para fijar criterios comunes y salir juntos de la crisis económica.

Villaraco aprovechó su intervención para expresar su preocupación por la actitud del principal partido de la oposición, y puso como ejemplo Castilla-La Mancha, donde según recordó, el PP no ha querido comprometerse con el Pacto por Castilla-La Mancha que "pretende atender a los parados e intentar reactivar la economía". "Esta oposición es indecente, cobarde, y desleal con la sociedad", dijo.