14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • 31 de enero de 2008

    El alcalde de Valdepeñas (Ciudad Real) avisa de que las bajas de policías locales impedirá prestar algunos servicios

    CIUDAD REAL, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Valdepeñas (Ciudad Real), Jesús Martín, avisó hoy a los ciudadanos, a través de un bando municipal, que las bajas médicas de policías locales, un total de 30 sobre una plantilla de 38 agentes más 4 mandos, impedirá que se presten algunos servicios que les corresponden.

    En rueda de prensa, Martín daba a conocer esta decisión, tras agravarse el conflicto con los policías locales, que, a través del Sindicato de Policía Local de Castilla La Mancha y CSI-CSIF, llevan varias semanas rechazando el cuadrante de horarios para este año.

    Los agentes estiman que ha sido elaborado de forma unilateral por el Ayuntamiento, sin tener en cuenta el acuerdo marco, el reglamento interno de organización y la Ley de Coordinación Martín, que afirmó que la seguridad en la localidad está garantizada por la Policía Nacional y la Guardia Civil, señaló que ante el "lamentable virus que ha afectado" al cuerpo, solicita de los ciudadanos "que hagan de policía desde la conciencia social de una sociedad madura y adulta que sabe vivir en convivencia".

    El primer edil explicó que las competencias de la Policía Local --regular el tráfico, hacer guardias de seguridad en edificios municipales y realizar trámites administrativos-- no se podrán realizar, aunque, según dijo, quedarán suplidas con la "contratación de seguridad privada, si fuera necesario", derivándose la gestión administrativa a otras dependencias del Ayuntamiento.

    El alcalde, que dijo que el horario de los policías es de 6 u 8 horas, dependiendo de las necesidades del servicio, indicó que ésta situación que se vive ha sido puesta en conocimiento de los juzgados de la localidad, Subdelegación del Gobierno y Ministerio del Interior, para darles a conocer que se no podrán realizar notificaciones judiciales, llevar detenidos a los depósitos municipales o colaborar con las Fuerzas de Seguridad del Estado.