22 de abril de 2019
  • Domingo, 21 de Abril
  • 23 de agosto de 2008

    La antigua fábrica de harina de San Antonio en Guadamur (Toledo) abre sus puertas como alojamiento turístico

    TOLEDO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La antigua fábrica de harina de San Antonio en Guadamur (Toledo) con una extensión de mas de 8.000 metros cuadrados, abre sus puertas en una primera fase, como alojamiento turístico y ofrece entre otros servicios, el de restaurante, hospedaje, organización de eventos y reuniones en sus salones.

    El Molino de Recesvinto es una construcción del siglo XIX, fábrica de harinas de "San Antón", en la que antiguamente se trabajaba duro para algo tan esencial como es llevar el pan a casa. Hoy, abre de nuevo sus puertas con la finalidad de "cautivar a su distinguida clientela con su excelente gastronomía, la comodidad de sus instalaciones y sus diferentes servicios".

    El Molino de Recesvinto ha recibido por parte de la Junta de Comunidades la calificación de Venta de Castilla-La Mancha, establecida para establecimientos hoteleros representativos del máximo nivel de calidad y excelencia del alojamiento turístico en el medio rural, así como de la historia y tradiciones de Castilla-La Mancha en su ubicación y servicios.

    Dispone de cuatro habitaciones, que harán un total de veintiocho cuando la última fase esté disponible. Además, cuenta con un diseño elegante, a consonancia con todo el complejo, cómodo y exclusivo, además, todas ellas son dobles y están equipadas con todas las facilidades para hacer de su estancia lo más confortable posible, informó el establecimiento en un comunicado.

    EVENTOS

    El Molino de Recesvinto cuenta asimismo con diferentes espacios en los que poder celebrar todo tipo de eventos como jornadas profesionales, reuniones de empresa, presentaciones o charlas-coloquio. Dispone de varios salones, pudiendo ofrecer una capacidad máxima de 180 personas.

    El Molino de Recesvinto se encuentra en la carretera Toledo-Navalpino, en el kilómetro 12,600, a tan sólo 15 kilómetros de Toledo y a 85 de Madrid. En Toledo se encuentra la estación AVE, desde la cual se puede realizar el trayecto Toledo-Madrid en tan sólo 30 minutos.

    Dispone de aparcamiento exterior privado, conexión wi fi en todas sus instalaciones, y organiza cualquier tipo de actividad cultural o turística en su entorno bajo petición, como visitas guiadas, actividades al aire libre o turismo activo.