18 de octubre de 2019
9 de diciembre de 2014

Aplazado hasta enero el juicio a un hombre que apuñaló a su expareja en una calle de Guadalajara

GUADALAJARA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El juicio que estaba previsto que arrancara este martes en la Audiencia Provincial de Guadalajara contra un hombre --L.D.M.-- para el que piden 14 años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa por agredir con un cuchillo a su pareja en plena calle en agosto de 2013, ante la presencia de la hija de ambos, ha quedado aplazado hasta el próximo 16 de enero.

Tal y como han informado a los medios presentes en la Sala, la vista ha quedado aplazada hasta enero por incomparecencia de dos de los testigos, uno de la acusación particular, un policía local que se encuentra de baja médica, y en el caso de la Defensa, la madre del acusado.

Para el acusado también se solicitan 11 meses de prisión por quebrantar una orden de alejamiento y la retira de la potestad sobre la menor.

Según relata el fiscal en su escrito, el procesado mantenía una relación sentimental con la víctima desde hace varios años, con la que tenía una hija de tres años. Tras un episodio de violencia de género ocurrido en 27 de julio de 2013 contaba con una orden de alejamiento que le impedía acercarse a una distancia inferior a 500 metros de la víctima.

Pese a ello, el 2 de agosto del pasado año, esperó a que D.I., en compañía de su hija, su hermana y su sobrino, saliera de una tienda del centro de Guadalajara para tratar de agredirla con un cuchillo, supuestamente, según el Ministerio Fiscal, movido por el propósito de acabar con la vida de su pareja, a la que abordó por la espalda, la agarró por el cuello y con un cuchillo de cocina de 14 centímetros de hoja, le asestó múltiples puñaladas en la zona del cuello y de la espalda, siendo completamente inútiles los esfuerzos de la víctima por zafarse del agresor, ya que éste la tenía fuertemente sujeta, impidiéndole cualquier tipo de movimiento.

Acto seguido el procesado arrastró por el suelo a su pareja, llegando en ese momento una pareja de agentes de la Policía Local, en cuya presencia y a pesar de los gritos de alto, el acusado continuó asestando puñaladas a su víctima. Los agentes finalmente, pudieron reducir al agresor, unos hechos que fueron presenciados por la hija menor de la pareja.

SUFRIÓ DIVERSAS HERIDAS

La Fiscalía indica en su escrito que la víctima sufrió diversas heridas por arma blanca, en cara y el tronco, que requirieron de tratamiento quirúrgico y que tardaron en curar 97 días, siete de ellos de hospitalización y mantiene que las cicatrices de sus heridas ocasionan a la víctima un perjuicio estético medio.

Ante estos hechos el Juzgado de Instrucción número 2 de Guadalajara decretó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza del acusado y le prohibió acercarse a una distancia inferior a 1.000 metros a su víctima y a su hija, así como la comunicación con ellas por cualquier medio.

Es por ello que el Ministerio Fiscal considera a L.D.M. autor de un delito de asesinato en grado de tentativa, de un delito de quebrantamiento de medida cautelar, con el agravante de parentesco, y pide 14 años de prisión por asesinato y 11 meses por quebrantar la orden de alejamiento.

Además, pide la prohibición de aproximarse a la víctima y a su hija a menos de 1.000 metros y de comunicarse con ellas por un tiempo de 24 años, así como la retirada de la patria potestad sobre la menor.

En concepto de responsabilidad civil, el fiscal pide que el acusado indemnice a D.I, con 36.490 euros, 4.490 por las lesiones ocasionadas, 20.000 por las secuelas y 12.000 por resarcimiento de daño moral infringido.

Para leer más