7 de abril de 2020
28 de diciembre de 2008

ASAJA de Cuenca realizará mañana un balance sobre la situación del sector agrario durante el 2008

Los nuevos retos para 2009 se dirigen hacia la reestructuración del sector

CUENCA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Cuenca realizará mañana un balance de lo que ha supuesto el año 2008 para la agricultura y la ganadería de la provincia de Cuenca.

En rueda de prensa, el secretario provincial, José María Fresneda, y algunos miembros del Comité Ejecutivo Provincial, expondrán cuál es la situación actual del sector, cómo se ha llegado hasta este punto y cuál ha sido el trabajo de ASAJA de Cuenca; los logros y los retos para el futuro.

El sector agrario está pasando por una situación muy difícil que, durante este año, se ha agravado por la crisis económica y financiera globalizada. La realidad del sector primario es que cada vez es más reducido, la renta de los agricultores profesionales es también cada vez más baja debido a las espectaculares subidas de los costes de producción, entre los que destacan los precios de fertilizantes y piensos.

A esto hay que sumarle los bajos precios que perciben los agricultores por sus producciones. Además, el sector atraviesa una situación de incertidumbre y desconfianza de cara al futuro, en parte debida a la falta de estructuras sólidas que hacen que el sector agrario sea vulnerable a la especulación y excesivamente dependiente de las ayudas de la Administración.

Por eso, ASAJA de Cuenca seguirá trabajando para cambiar radicalmente estas características, con el objetivo de mejorar la renta de los agricultores.

Para ello, la organización actuará en la dirección de la mejora de la comercialización de los productos agrarios, de forma que el sector camine hacia la modernización y la adaptación a las nuevas estructuras de mercado para poder garantizar la renta de los agricultores.

Algunos de los retos más cercanos para 2009 son la aplicación de la OCM del vino, el arranque de viñedo, la mejora de las condiciones de comercialización a través de una Ley de Márgenes Comerciales que permita la transparencia de los mercados y que aleje los sistemas especulativos del sector agrario, entre otras muchas actuaciones.

Por ello, ASAJA de Cuenca advierte que no vacilará a la hora de acudir a la Comisión regional de la Competencia siempre que sea necesario.