22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 9 de julio de 2008

    El Ayuntamiento de Cuenca dispone ya de 28 protocolos contra incendios

    CUENCA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El concejal de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Cuenca, Miguel Ángel Monserrat, presentó hoy los protocolos de actuación que se han elaborado para enfrentarse con garantías a las distintas situaciones en las que son requeridos. En total el Cuerpo de Bomberos de Cuenca dispone de 28 protocolos de estas características.

    En rueda de prensa el edil señaló que los 28 protocolos se dividen en cuatro grandes grupos: los de asistencia técnica que hacen referencia a actuaciones tan diversas como la apertura de puertas o la retirada de enjambres; el segundo grupo recoge el manual de uso en caso de incendios; el tercero se refiere a los rescates de personas; y el cuarto grupo recoge el resto de intervenciones, desde riadas a nevadas o derrumbamientos.

    El cuerpo de bomberos está integrado por unos 50 trabajadores que además de atender las incidencias de la capital conquense prestan servicio a 118 pueblos. El concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Ángel Monserrat, aseguró que estos protocolos, que han sido ya aprobados en Junta Local de Gobierno, conseguirán dar más eficacia a un servicio que funciona a la perfección.

    "Con esto garantizamos y damos un peso más allá, para que los bomberos encuentren mayor claridad al actuar y una mayor eficacia al responder ante cualquier evento, para garantizar la seguridad de los vecinos", afirmó Montserrat.

    Además los bomberos han presentado su nueva equipación. Los nuevos uniformes han costado 36.000 euros, que el Ayuntamiento sufragó mediante la aportación que recibe del Consorcio. El jefe de Bomberos, Pablo Muñoz, aseguró que los nuevos uniformes permiten operar mejor en las distintas actuaciones que realizan.

    "El nuevo equipo da suficiente protección como para no usar el chaquetón y el cubrepantalón, que suelen aportar incomodidad y falta de movimiento", señaló Muñoz.

    Además, explicó que con los nuevos uniformes pueden desarrollar labores de tipo forestal, atender accidentes de tráfico y otro tipo de actuaciones de los bomberos que no son incendios.

    CASCO ANTIGUO

    De otro lado, el responsable municipal de Seguridad Ciudadana explicó que en Septiembre u octubre comenzarán las actuaciones en las Casas Colgadas, la Catedral y el Ayuntamiento para equipar estos edificios con más medidas de protección contra incendios.

    El Ministerio de Cultura concedió en junio al Ayuntamiento conquense una subvención de 200.000 euros para proteger tres de sus edificios más emblemáticos.

    Según defendió no será necesario hacer un estudio previo de las necesidades que plantean los tres edificios porque el Ayuntamiento dispone de las fichas técnicas de los edificios del casco histórico. Unas fichas, incluidas en el Plan Director del Casco Antiguo, que está elaborando el Cuerpo de bomberos.

    Además de estas actuaciones para proteger el patrimonio histórico, los bomberos conquenses realizarán en octubre cursos de formación sobre cómo actuar en catedrales, museos y archivos.

    El personal que trabaja en estos espacios públicos también recibirá información para saber qué tienen que hacer en caso de que se produzca un incendio.