25 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Cabezas de Herrera empleará todos los medios para hacer uso de la nueva capacidad fiscalizadora de la Sindicatura de CLM

TOLEDO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El síndico de Cuentas de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Cabezas de Herrera, juró hoy su cargo al frente de la institución, por tercera vez consecutiva, manifestando su voluntad de emplear todos los medios a su alcance para corregir cualquier mala gestión y para hacer uso de la nueva plena capacidad fiscalizadora de la Sindicatura de Cuentas.

En el discurso que realizó tras su toma de posesión en las Cortes regionales, el síndico reconoció que la modificación de la Ley de la Sindicatura ha abierto un periodo de "nuevos retos y responsabilidades apasionantes" al asumir este organismo la fiscalización de las Corporaciones locales.

Además, y tras señalar que esa nueva competencia se llevará a cabo con la ayuda del Tribunal de Cuentas y la de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, anunció que en el ámbito del sector público empresarial "muy pronto empezaremos a emitir informes de auditorias" de todas esas empresas.

Cabezas de Herrera mostró su voluntad de seguir acometiendo su responsabilidad "con prudencia, rigor e independencia", como ha venido haciendo desde que jurara su cargo por primera vez, y añadió que la institución seguirá siendo "austera, sin dejar por ello de ser eficaces".

Recordó que desde su creación la Sindicatura ha realizado más de 200 informes en todas las áreas del Gobierno regional, además de los referidos a la Universidad regional, las Cámaras de Comercio y un buen número de municipios, lo que ha logrado que esta sea una institución "muy bien valorada", de cuya independencia y rigor --avalada por el trabajo de sus funcionarios, matizó-- "nadie duda ya".

"No somos jueces ni policías sino coadyuvantes de la Administración", en lo que a la buena administración de los fondos públicos se refiere, indicó el síndico de Cuentas, quien agradeció al Grupo Socialista su apoyo y al Grupo Popular su respeto durante estos años de mandato.

También tuvo palabras de agradecimiento Cabezas de Herrera, para el ex presidente regional, José Bono --presente en el salón de plenos--, a quien agradeció que le hubiera propuesto para el este cargo hace años, a pesar de que cuando lo anunció "temblaron los cimientos de la Cámara", habiendo sido él diputado de Alianza Popular.

"En aquel momento dije que nos dejaran trabajar", añadió el titular de la Sindicatura, que destacó que, entonces como ahora, es preferible "no enzarzarse en estériles debates", y, como significó al final de su discurso, "no estar cierto a la injusticia y la insolidaridad de una mala gestión".

ASISTENTES.

Al acto de toma de posesión del Síndico de Cuentas de Castilla-La Mancha, además de Bono, acudieron el presidente regional, José María Barreda; los vicepresidentes primero, Fernando Lamata, y segunda, María Luisa Araújo y el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Máximo Díaz-Cano.

También siguieron el acto desde el salón de plenos el presidente del Tribunal de Cuentas de España, Manuel Núñez Pérez; los presidentes y representantes de este organismo en Cataluña, Valencia, Galicia, País Vasco, Andalucía, Canarias, Madrid, Islas Baleares y Asturias; el presidente del Consejo Consultivo, José Sanroma; el presidente del CES, Juan Antonio Mata; la defensora del Pueblo, Henar Merino, y el rector de la Universidad regional, Ernesto Martínez Ataz.

Junto a ellos, el general director de la Academia de Infantería, César Muro; el general de la Guardia Civil, José Fernández Ortega; el presidente del Consejo de Cámaras de Comercio en la región, Fernando Jerez; y el delegado diocesano para asuntos económicos del Arzobispado, Juan Miguel Ferrer.

La toma de posesión estuvo presidida por la Mesa de las Cortes, cuyo presidente, Francisco Pardo, felicitó al síndico de Cuentas al término de su intervención, reconociendo el acierto y la eficacia llevados a cabo en su gestión.