18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 22 de julio de 2010

    Castilla-La Mancha cierra 2009 con una lista de espera por debajo de la media nacional

    C-LM propondrá al Consejo Interterritorial que Parapléjicos seacentro de referencia en el tratamiento de la lesión medular

    Castilla-La Mancha cierra 2009 con una lista de espera por debajo de la media nacional
    JCCM/EP

    TOLEDO, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La lista de espera en Castilla-La Mancha a 31 de diciembre de 2009 se sitúa por debajo de la media nacional, según los datos dados a conocer ayer por la tarde por el Ministerio de Sanidad y Política Social en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre la demora media en España a esa fecha.

    Así, la demora media de espera para una operación quirúrgica en Castilla-La Mancha se sitúa en 41,6 días a 31 de de diciembre de 2009, es decir, 28,4 días menos que la media nacional, fijada en 70 días; y la de consultas externas, en 32,9 días frente a 59 días en el conjunto de España, según el informe con los últimos datos suministrados por las Comunidades Autónomas. Es decir, aproximadamente un mes menos que la media española, ha destaco la Junta en nota de prensa.

    Desde hace seis años, el Ministerio de Sanidad monitoriza cada semestre las listas de espera en España con los datos suministrados por las comunidades autónomas, excepto Madrid, que contabiliza su demora de manera distinta al resto de regiones.

    El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, que ha asistido a la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ha mostrado de nuevo su satisfacción por los datos de Castilla-La Mancha, que un semestre más se sitúa por debajo de la media nacional.

    Según Lamata, los datos reflejan "la solidez de la sanidad pública castellano-manchega, así como el buen trabajo de los profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha para ofrecer el mejor servicio posible a los ciudadanos". Por otro lado, ha recalcado el esfuerzo del Gobierno regional en materia de lista de espera desde que asumió las competencias sanitarias en enero de 2002.

    CENTRO DE REFERENCIA MEDULAR

    En el pleno del Consejo Interterritorial también se ha aprobado la creación de centros, servicios y unidades de referencia para el tratamiento de la lesión medular en el Sistema Nacional de Salud.

    En ese sentido, Lamata ha adelantado que el Gobierno de Castilla-La Mancha propondrá al Consejo Interterritorial que el Hospital Nacional de Parapléjicos sea designado de manera oficial centro de referencia en el tratamiento de la lesión medular.

    Una definición, que según el consejero, encaja perfectamente con la capacidad asistencial, rehabilitadora e integradora tanto social como laboral del Hospital Nacional de Parapléjicos como de su Fundación. Un abordaje integral de la lesión medular que se complementa con una importante área investigadora.

    Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene en marcha las obras de ampliación y reforma de Parapléjicos, que duplicará su superficie, además de dotar al hospital de un instituto de investigación, y que se unirá al Complejo Deportivo Rafael del Pino que se abrirá en noviembre al lado del centro hospitalario para el uso de las personas con discapacidad en su vertiente rehabilitadora a través del deporte, aunque estará abierto también a todos los ciudadanos.

    Según la propuesta aprobada, el Centro, Servicio o Unidad de Referencia (CSUR) deberá será capaz de atender a pacientes, infantiles y adultos, con diferentes tipos de lesión medular y a cualquier nivel (C1- hasta cola de caballo).

    En el acuerdo se señala que la rehabilitación integral del paciente con lesión medular es un proceso asistencial complejo dirigido a restituir la funcionalidad, minimizar y/o compensar, en lo posible, el déficit funcional aparecido en la persona afectada por esta patología severa.

    Los objetivos del proceso rehabilitador deberán ser instaurar las medidas más adecuadas para prevenir las posibles complicaciones y minimizar su repercusión cuando aparezcan, conseguir la mayor autonomía funcional posible (física, emocional y social), restablecer la autoestima y favorecer un estado de ánimo constructivo, capaz de potenciar las capacidades preservadas, favorecer la mejor reinserción social posible (activa, independiente y satisfactoria) e informar y asesorar al entorno familiar en la comprensión y manejo de la nueva situación.

    El CSUR integrará todos los procedimientos diagnósticos y terapéuticos que precisan estos pacientes y además actuará como unidad de apoyo para valoración diagnóstica, definición de estrategias terapéuticas y de seguimiento y como consultor para las unidades clínicas que habitualmente atienden a estos pacientes, independientemente del tiempo de evolución.