8 de marzo de 2021
1 de diciembre de 2014

Castilla-La Mancha promueve la realización de test rápidos del Sida en un plan que agrupa seis líneas estratégicas

Castilla-La Mancha promueve la realización de test rápidos del Sida en un plan que agrupa seis líneas estratégicas
EUROPA PRESS/JCCM

Se han notificado 1.533 casos al registro de Sida de la región desde el comienzo de la epidemia en 1981

TOLEDO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Plan Estratégico de Prevención y Control de la Infección por VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual de Castilla-La Mancha promueve la realización de test rápidos de detección y apuesta por una prueba diagnóstica del Sida que se incorpore a la práctica clínica de una manera habitual con el fin de identificar precozmente a las nuevas infecciones por este virus.

Este plan, con horizonte 2014-2017, contempla un montante económico de 76,6 millones de euros y agrupa "seis grandes líneas estratégicas de actuación", tal y como lo ha puesto de manifiesto la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, durante la presentación de este plan con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Sida.

Una de las seis líneas estratégicas, según ha detallado Cospedal, es la de la identificación de manera precoz de nuevos casos de infección y para ello se facilita el acceso a la prueba del VIH a toda persona que lo solicita. Esta prueba se puede realizar en cualquier centro sanitario de la red pública, es una prueba gratuita y confidencial.

Este plan, además, hará especial hincapié en la prevención. De este modo, para informar sobre los mecanismos de transmisión de esta enfermedad se van a emplear los medios de difusión más adecuados como programas educativos en los medios de comunicación, folletos informativos o información sobre el VIH en las pantallas de los centros de salud.

También habrá acciones informativas especialmente dedicadas a los colectivos especialmente vulnerables como pueden ser los más jóvenes, los usuarios de drogas por vía parental, personas privadas de libertad o aquellas que tienen prácticas sexuales de riesgo.

Asimismo, este plan pretende garantizar que todos los pacientes afectados por el Sida tengan acceso al tratamiento. "Esto ya es una realidad en Castilla-La Mancha", ha afirmado Cospedal, quien ha explicado que en la región existen dos tipos de dispositivos: las unidades hospitalarias de VIH/Sida y los centros residenciales.

La región cuenta con dos centros residenciales: 'Hogar 2000', ubicado en Toledo, y gestionado por Cáritas; y el centro gestionado por la Asociación Basida, ubicado en Manzanares (Ciudad Real).

Otra de las líneas estratégicas del plan es la disminución del estigma y de la discriminación de la persona infectada por VIH. En este sentido, la presidenta regional ha afirmado que hay que lograr que la población asuma que el Sida es una enfermedad más, que tiene unos mecanismos de transmisión conocidos, que se puede prevenir y que se puede tratar.

FORMACIÓN E INVESTIGACIÓN

Este plan también busca promover la formación de los profesionales y la investigación del Sida. En concreto, se pretende conocer con detalle la prevalencia de la infección por VIH, evaluar las medidas preventivas que se aplican, conocer los determinantes de las prácticas de riesgo, investigar la eficacia de los tratamientos que se prestan y realizar estudios de supervivencia con el objetivo de tener la información necesaria. La última línea estratégica es conocer con precisión y con rapidez la evolución de la infección por VIH en la región.

Durante la presentación, Cospedal ha señalado que en Castilla-La Mancha, desde el comienzo de la epidemia en 1981 y hasta el último informe correspondiente a junio del año 2014, se han notificado al registro de Sida de la región 1.533 casos.

Asimismo, ha destacado que esta enfermedad afecta mayoritariamente a personas del sexo masculino en las edades medidas de la vida. Así, el 82,5 por ciento de los casos diagnosticados en Castilla-La Mancha desde 1981 corresponden a varones. La tasa media anual de nuevas infecciones por VIH en el periodo 2008-2013 en la región ha sido de 4,22 casos por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media nacional que se sitúa en 10,3 casos.

Igualmente, Cospedal ha enviado un mensaje de "ánimo, aliento y cariño" a los pacientes y les ha agradecido su "paciencia" hasta que el tratamiento se encontró. También ha hecho un reconocimiento a las asociaciones, entidades sociales, a los profesionales sanitarios, y a las instituciones y organismos que trabajan día a día "para que los pacientes tengan una vida mejor y para prestarles el asesoramiento y el apoyo fundamental en la lucha contra la enfermedad".