23 de octubre de 2019
18 de julio de 2009

Castilla-La Mancha se sitúa a la vanguardia en los sistemas de conservación de tejidos oculares

CIUDAD REAL, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Oftalmología del Hospital General 'La Mancha Centro' de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha incorporado a su cartera de servicios un novedoso sistema de conservación de córneas que permite un aprovechamiento del cien por cien de las córneas disponibles.

El sistema de conservación de córneas en caliente o en estufa se utilizó por primera vez el día 10 de julio en el quirófano de Oftalmología disponible en la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI) del hospital alcazareño, construida dentro de las nuevas instalaciones del proyecto de ampliación llevado a cabo por el Gobierno regional en el centro.

Con la utilización de este método, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) se sitúa a la vanguardia en las técnicas de conservación de tejidos oculares a nivel nacional debido a que son aún escasos los centros que han comenzado a usarlo, informó la Junta en un comunicado.

La principal ventaja del sistema en caliente es que permite triplicar el tiempo de validez de las córneas desde que son extraídas del donante hasta que son implantadas en el paciente que las necesita. Concretamente, se ha pasado de la semana que lo hacían los anteriores métodos a las tres semanas que permite mantenerlas en óptimas condiciones el nuevo procedimiento.

Este método, que a partir de ahora será utilizado por el Servicio de Oftalmología de 'La Mancha Centro' para el procesamiento de la práctica totalidad de las córneas, da la posibilidad de que se puedan hacer un mayor número de trasplantes debido al considerable aumento del tiempo de vida del injerto.

En este sentido, se elimina el porcentaje de córneas que, una vez pasada la semana, no eran trasplantadas y perdían su validez. Este aprovechamiento del cien por cien de las córneas disponibles hará que se reduzca la espera de los pacientes que necesitan un trasplante.

TEMPERATURA ADECUADA

El uso del sistema de conservación de córneas en caliente requiere disponer de unos líquidos específicos que deben de estar a la temperatura correcta en cada momento del proceso.

En primer lugar, estos líquidos deben conservarse a 80 grados bajo cero. Un día antes de su utilización deben descongelarse a temperatura ambiente. Una vez que se extrae la córnea, ésta debe introducirse en este líquido de conservación especial sin tocar las paredes del envase e introducirse en una estufa con una temperatura constante de 31 grados centígrados hasta que llegue la hora de ser implantada en otro paciente.

Unas 72 horas antes de la cirugía en la que se trasplantará la córnea a otro paciente, hay que descongelar otro líquido diferente que también se encuentra a 80 grados bajo cero, donde se deberán introducir las córneas 48 horas antes de la operación. Este último líquido tiene propiedades que permitirán que la córnea vuelva a su grosor normal.

El Hospital General 'La Mancha Centro' de Alcázar de San Juan fue autorizado en 1997 como Banco de Ojos para la extracción y conservación de córneas. Los miembros del Servicio de Oftalmología del hospital alcazareño agradecen a otros hospitales del SESCAM su altruismo a la hora de facilitar córneas al Banco de Ojos de este centro sanitario.