21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • 15 de febrero de 2008

    CCOO y UGT alcanzan un principio de acuerdo con la Junta y desconvocan las movilizaciones convocadas en sector público

    La Junta invertirá 33 millones de euros en tres años para homologar los sueldos de los empleados públicos a las CCAA que más cobran

    TOLEDO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos CCOO y UGT anunciaron hoy que en la noche de ayer alcanzaron un principio de acuerdo con el Ejecutivo castellano-manchego que se ratificará en Mesa de Negociación el próximo lunes, día 18 de febrero, y adelantaron que ambos sindicatos han decidido desconvocar las movilizaciones convocadas en el sector público para los días 20 de diciembre y 4 de marzo.

    En rueda de prensa tanto el secretario regional de CCOO como el de UGT, José Luis Gil y Carlos Pedrosa, respectivamente, dieron por desconvocadas las convocatorias de huelgas anunciadas esta semana como el acuerdo que fija que como elemento central, que la Junta invertirá en los próximos tres años un total de 33 millones de euros para incrementar el salario de cerca de 18.000 trabajadores laborales y funcionarios de la administración.

    Ambos sindicatos decidían romper esta semana las negociaciones con la Consejería de Administraciones Públicas debido a que las cifras que presentaba la Junta no se acercaban a la subida salarial que solicitaban los sindicatos, por lo que, a su entender, no se cumplía la homologación de salarios de los trabajadores de la administración de la región con los de Madrid como ellos venían demandando. Según Gil, tras esta situación "no había más remedio que la confrontación".

    Tras una reunión mantenida ayer por la noche con el vicepresidente primero y vicepresidenta segundo, Fernando Lamata, y María Luisa Araújo, ambos sindicatos decidían decir sí a un principio de acuerdo, que según ellos, mejora la situación laboral de los trabajadores públicos de la región. En ese encuentro no estuvo presente el sindicato CSI-CSIF, ya que la Junta sólo había reunido a los sindicatos convocantes de las movilizaciones.

    En dicho acuerdo, la Junta ha decidido incrementar el montante económico en unos siete millones de euros. De los 26 millones de euros que el Gobierno había planteado en la Mesa de Negociación en un principio, anoche ofrecía 33. Con esta cantidad, los empleados públicos de Castilla-La Mancha verán incrementado sus salarios entre un 12, 17 y 18 por ciento según categorías. No todas las subidas serán iguales, pero tanto UGT como CCOO se comprometen a que ningún empleado público cobrará líquido menos de 1.000 euros.

    Por su parte, Carlos Pedrosa recordó que ambos sindicatos vienen reclamando desde hace tiempo la homologación de todos los trabajadores de Castilla-La Mancha con la media de las comunidades que más cobran del país, entre ellas la Comunidad de Madrid. Asimismo, recalcó que este acuerdo ha sido posible gracias a la unidad sindical, ya que era la "mejor fórmula" para alcanzar las demandas de los trabajadores.

    Apuntó que los trabajadores de la Junta se merecen este acuerdo por sí mismos y dejó claro que este principio de acuerdo va a conseguir que el poder adquisitivo de los empleados públicos se mantenga y "sean de los mejores pagados del país".

    VIGENCIA DE CUATRO AÑOS.

    El acuerdo tiene vigencia para cuatro años, y sus efectos económicos son de tres, y además incorpora medidas de acción social como ayudas para aquellos trabajadores que se acojan a la reducción de jornada por cuidar a menores y a personas dependientes.

    Afirmó que los trabajadores públicos juegan un papel fundamental en el desarrollo de los servicios públicos de España y de Castilla-La Mancha, y destacó que la mejor garantía de tener unos trabajadores públicos motivados es que perciban un sueldo digno. Finalmente, ambos secretarios regionales aseguraron que los sindicatos no van a permitir que los trabajadores pierdan poder adquisitivo.