19 de noviembre de 2019
22 de septiembre de 2008

Cerca de 300 empresas de C-LM se acogen a las ayudas de Trabajo y Empleo en materia de prevención de riesgos laborales

La siniestralidad en las empresas de la región se ha reducido un 23,5%, lo que ha supuesto 1.900 accidentes menos que el pasado año

TOLEDO, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 300 empresas de Castilla-La Mancha se beneficiarán de las ayudas económicas, próximas a los 1,6 millones de euros que, en materia de prevención de riesgos laborales, otorga la Consejería de Trabajo y Empleo.

Así lo confirmó la titular del área, María Luz Rodríguez, en una rueda de prensa donde dio a conocer los resultados de las convocatorias de órdenes de ayuda que en esta materia aprobó el Gobierno de José María Barreda, en consonancia con los agentes sociales, al amparo del Acuerdo Estratégico sobre Seguridad en el Trabajo el pasado mes de abril.

Estas ayudas, explicó la consejera, consistentes en hasta un 40 por ciento de la inversión total realizada por la empresa en prevención, "se aprobaron con vistas a facilitar el cumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales" dictadas por la ley del mismo nombre y de obligada ejecución.

Las convocatorias integran paquetes de tres tipos de ayuda, la primera de ellas se destina concretamente a las pequeñas y medianas empresas y a la renovación de sus estructuras productivas y equipos. Así, el número de pymes adheridas a estas órdenes han pasado de 35 en 2007 a 58 entidades en 2008, lo que supone un incremento del 65 por ciento.

La inversión realizada por parte del área de María Luz Rodríguez en este ámbito ha supuesto 500.000 euros, un 79 por ciento más que el pasado año, llegando la cantidad inducida por las empresas a los 1,6 millones de euros.

El acuerdo estratégico pretendía un segundo tipo de ayuda, basado en la inyección económica de fondos a todo tipo de empresas interesadas en contratar personal cualificado en la prevención de riesgos laborales. Las entidades suscritas a esta convocatoria, tras varias conversaciones con la Consejería de Trabajo y Empleo, acordaron la contratación de técnicos de nivel superior a jornada completa.

En este sentido, Rodríguez informó de que el total de sociedades doblan el número del año 2007, llegando a 16, y "lo que también es digno de mención", se cuadruplica la cantidad invertida por Trabajo y Empleo en la segunda convocatoria.

De la tercera convocatoria recordó que el acuerdo refería una ayuda económica a las empresas del sector de la construcción para la renovación de sus andamios, una cuantía cifrada en 800.000 euros que han suscrito un total de 208 entidades, un 21 por ciento más que en 2007. "Era previsible acordar un tipo para este sector que muestra una siniestralidad elevada en la caída en altura de los empleados".

INVERSIÓN EN CONTROL

María Luz Rodríguez manifestó que las inyecciones económicas de ayuda al cumplimiento de la normas de prevención de riesgos laborales persiguen encontrar empresas responsables y firmes en esta obligación que, además, trabajan a favor de una rigurosa función de control de las empresas y la satisfacción de esta responsabilidad.

"Se trata por tanto de un juego doble o un juego de espejos. Vemos necesario el apoyo económico, a la vez que llevamos a cabo una labor de inspección porque el materia de salud laboral no se puede bajar la guardia", señaló.

La actividad inspectora de la Consejería a 30 de junio de 2008, indicó Rodríguez, ha realizado 11.000 actuaciones, el 59 por ciento de las cuales han sido al sector de la construcción, las mismas han dado lugar a 770 infracciones, 57 paralizaciones de trabajo y una recaudación total de 4 millones de euros.

En la misma línea, concretó que las empresas constructoras inspeccionadas llegan a las 2.516, y emplean a 14.144 personas. En estas visitas se han realizado 2.231 requerimientos y 69 informes.

PLAN REDUCE

De otro lado, María Luz Rodríguez declaró que el 40 por ciento máximo correspondiente a la ayuda económica por parte de la Consejería, puede ascender hasta un 50 por ciento si la empresa en cuestión registra altas índices de siniestralidad y demuestra una actitud responsable y comprometida a la hora de reducir esas posibilidades.

En este sentido, este departamento ha visado la actividad de las 803 empresas de este tipo que concentran el 20,5 por ciento de total de accidentes laborales en Castilla-La Mancha. Gracias a las visitas inspectoras, detalló, la siniestralidad se ha reducido en 23,5 por ciento, lo que ha supuesto 1.900 accidentes menos que el pasado año.