15 de noviembre de 2019
14 de enero de 2009

El consejero de Salud confirma que en Castilla-La Mancha ya hay epidemia de gripe

CUENCA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, aseguró hoy que la gripe es ya una epidemia en Castilla-La Mancha, y explicó que de cada 100.000 habitantes, más de 200 padecieron el virus en la primera semana de enero.

En rueda de prensa, Lamata aseguró que la incidencia del virus en estas semanas ha sido "muy alta". De hecho, informó de que es la tasa más alta desde el año 2005, cuando se registró la peor epidemia de los últimos tiempos.

En cualquier caso, el consejero afirmó que el virus que se ha detectado coincide con el de la vacuna que seleccionaron, por lo que la vacuna "está siendo eficaz". De hecho, confirmó que tan sólo un 4 por ciento de las personas vacunadas han padecido la gripe.

Asimismo, Lamata explicó que los niños son el grupo de población más afectado por el virus, "pero ya está habiendo afectación general, cualquiera de nosotros va a poder padecer este proceso en las próximas semanas, si no lo ha padecido ya".

El consejero reconoció, además, que está habiendo más ingresos por motivo de la gripe en Cuenca y en toda Castilla-La Mancha. Frente a la epidemia, afirmó que todas las prevenciones siguen siendo válidas y recordó que no hay medicación contra el virus.

FALTA DE PROFESIONALES

De otro lado, Fernando Lamata anunció en Cuenca que el Gobierno regional "triplicará el número de estudiantes de Medicina de la Facultad de Albacete y duplicará la cifra de profesionales". A pesar de todo, auguró un aumento en la necesidad de médicos en los próximos años.

El consejero afirmó que los recursos sanitarios de la región aumentarán en un plazo de tiempo relativamente corto. Recordó que el Gobierno regional va a construir la nueva facultad de Medicina de Ciudad Real y que habrá tres nuevos hospitales universitarios en Toledo, Cuenca y Ciudad Real. Además, incidió en el acuerdo con la Universidad de Alcalá de Henares para aumentar la formación de médicos en el campus de Guadalajara.

Lamata reconoció que, a nivel nacional, faltan entre 1.500 y 2.000 licenciados al año. En Castilla-La Mancha, insistió, se ha hecho un gran esfuerzo en los últimos tiempos para incrementar el número de médicos. Así, se ha pasado de los 3.000 profesionales que trabajaban en la región en 2002 a los 5.800 que lo hacían en 2008.