5 de agosto de 2020
15 de febrero de 2014

La familia del cazador fallecido en Belvís, satisfecha con la entrada en prisión de dos personas

TOLEDO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La familia de Antonio Fernández Muñoz, el cazador cuyo cadáver habría sido encontrado este viernes en un paraje de Belvís de la Jara (Toledo), tras su desaparición en septiembre de 2013, se ha mostrado satisfecha por la entrada en prisión provisional de dos personas en relación a estos hechos y la imputación a una tercera --que se encuentra en libertad con cargos-- de un presunto delito de homicidio/asesinato.

En declaraciones a Europa Press, el abogado de la familia, Jesús Lázaro, ha indicado que los detenidos --a los que también se les imputa un presunto delito de homicidio/asesinato, tenencia ilícita de armas, hurto y falsedad-- ingresarán en el centro penitenciario de Ocaña (Toledo).

"La familia, dentro del dolor que supone la perdida de un familiar, está satisfecha por la aparición del cadáver, porque sabía que después de cuatro meses desaparecido iba a ser muy difícil encontrarle con vida; así como por la entrada en prisión de estas dos personas", ha señalado el letrado.

Lázaro ha indicado que el cadáver de Antonio Fernández se encuentra en el Anatómico Forense de Toledo donde se practicarán diferentes pruebas y que lo inmediato ahora en cuanto a este caso es que concluya la investigación y que se faciliten las pruebas para poder llevarlas a juicio.

Asimismo, ha destacado que en la declaración ante el juez de los dos principales imputados por este caso, ha sido que uno de ellos ha cambiado su versión y ha imputado la muerte al otro.

Estos dos hombres --R.G.G. y F.A.G.--, según confirmó el pasado jueves la Guardia Civil, son las dos personas que iban con este cazador cuando despareció el pasado 30 de septiembre. Junto a ellos fue detenida también una mujer --G.H.-- en el marco de la 'Operación Rececho'.