15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 25 de junio de 2009

    El Gobierno insta a las Cortes a "unir esfuerzos" y conseguir un gran pacto por la viña en Castilla-La Mancha

    PP acusa a la Junta de "aplaudir" con "descaro" la nueva OCM de la vid "que no está pensada ni para el presente ni el futuro"

    TOLEDO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, realizó hoy un llamamiento a las Cortes regionales para "unir esfuerzos y conseguir un gran pacto por la viña en Castilla-La Mancha" porque, como aseguró, "ante la crisis económica actual que ha afectado al sector de forma tan importante se hace necesaria la unidad de acción de cara al futuro de un sector tan estratégico para la región".

    El consejero hizo estas afirmaciones durante su intervención en un debate general sustanciado en el Pleno de las Cortes, a petición del Partido Popular, sobre la aplicación de la nueva OCM de la vid en la región, donde destacó la "incansable" labor de diálogo que se ha desarrollado desde la Junta con el Ministerio y todo el sector durante estos meses "para conseguir medidas no contempladas en la nueva OCM", y para aprobar "por consenso de todos" un Plan de Apoyo al sector vitícola en el seno del Pacto por Castilla-La Mancha.

    Asimismo, explicó que esta iniciativa conjunta de Administración y representantes del sector "servirá de instrumento eficaz a corto y largo plazo, logrando solventar los problemas puntuales, pero también corregir aquellos problemas estructurales que son los que realmente están lastrando nuestro mercado del vino".

    Entre las medidas más urgentes se refirió a la inyección de liquidez en las empresas a través de las líneas ICO-Liquidez, gracias a la firma de convenios con entidades financieras, con la que se facilitará la concesión, a todos los agricultores de la región e industrias agroalimentarias independientemente del sector al que pertenezcan, de préstamos de circulante, asumiendo la Consejería parte de los costes de tramitación que estos generen.

    Por su parte, la diputada regional del PP María Luisa Soriano lamentó que al PSOE "le haya molestado que presentemos este debate, pero es que la desidia y la incompetencia del Gobierno en defensa de este sector nos obliga" a presentar "propuestas para sacar al sector de la grave crisis en el que se encuentra".

    "No me extraña que al PSOE le moleste que nos preocupe este sector ya que pretende darle la espalda", espetó la diputada, quien aseguró que "el PSOE se muestra insensible a las demandas de los agricultores y, justo esta misma semana, cientos de agricultores se han desplazado a Luxemburgo para exigir un plan de rescate para la agricultura y ganadería".

    APLAUDIR CON DESCARO LA OCM

    En este sentido, la diputada acusó al Gobierno de Castilla-La Mancha de "plegarse" a los intereses de su partido y "aplaudir" con "descaro" una nueva OCM de la vid, "que no está pensada ni para el presente ni el futuro de la región". Al mismo tiempo, defendió que esta OCM tendría que haberse hecho mirando a Castilla-La Mancha, "puesto que es el mayor viñedo del mundo".

    Así, manifestó que desde el principio el PP mostró su preocupación por la negociación realizada porque, según dijo, "nada iba a beneficiar a Castilla-La Mancha". Además, recalcó que "no solamente el PP piensa que ha sido una mala negociación, sino que todo el sector está rechazando esta negociación de la OCM", provocando que "el gobierno de José María Barreda se quede solo".

    El diputado socialista Antonio Salinas afirmó que su partido "nunca ha vendido el arranque de viñedo como un éxito" y explicó que la nueva OCM de la vid es buena "pero le faltaría que todos empujáramos en el mismo sentido, y no lanzar noticias en negativo como hace el Partido Popular". Igualmente, pidió al PP que "venga a las Cortes a traer noticias en positivo".

    Tras el debate, se aprobó una resolución del PSOE, que rechazó el PP, en la que se insta al Gobierno regional a elaborar medidas en el marco comunitario, y a apoyar que las de desarrollo rural reviertan en el sector vinícola en las zonas mas desprotegidas; mientras los votos de la mayoría socialista rechazaron la resolución 'popular' que demandaba que el Ejecutivo regional pusiera en marcha la destilación de crisis y líneas de créditos blandos, y solicitaba su apoyo financiero a la venta de vino en terceros países y con exenciones fiscales.