27 de mayo de 2019
31 de julio de 2010

El Gobierno regional prevé reducir el presupuesto del año que viene en más de un 5 por ciento

El próximo martes llevará al Consejo de Gobierno el Anteproyecto de Ley de Reordenación del Sector Público Regional

El Gobierno regional prevé reducir el presupuesto del año que viene en más de un 5 por ciento
EP

TOLEDO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, ha señalado que "está claro" que habrá que reducir las cifras presupuestarias del año que viene en Castilla-La Mancha, y ha añadido que es muy probable que esa reducción sea en "más de un cinco por ciento", lo que "en algunas áreas va a exigir un esfuerzo de contención y en otras claramente de reducción".

Pese a ello, en una entrevista concedida a Europa Press, Araújo ha detallado que el Gobierno "todavía no tiene una cifra definitiva" en la reducción de los presupuestos del año que viene en la región. En cualquier caso, ha asegurado que va a ser un presupuesto "muy difícil" debido a que "estamos en un momento muy difícil".

"Vamos a tratar que sea un presupuesto útil para la recuperación. Ahora las administraciones públicas tenemos que lanzar un mensaje de credibilidad a los mercados financieros a partir de medidas relacionadas con la austeridad y, en ese sentido, creo que este presupuesto se va a cumplir ese objetivo", ha apuntado.

Preguntada por lo ámbitos en los que se prevé la reducción, la vicepresidenta ha dicho que "todavía estamos en fase de negociación" y que el verano es una época "muy intensa" de trabajo en el departamento de Hacienda. "Probablemente tenga que afectar a todas las áreas" porque "es imposible conseguir reducir tanto un presupuesto sin acabar recortando de todas las áreas", ha agregado.

Según Araújo, la Junta continuará poniendo "mucho énfasis" en reducir los gastos de funcionamiento, por lo que ha anunciado que el próximo martes llevará al Consejo de Gobierno el Anteproyecto de Ley de Reordenación del Sector Público Regional, a través de la que se "agruparán empresas y desaparecerán organismos autónomos", medidas que comenzarán "a dar frutos plenos en el presupuesto del próximo año", ha agregado.

La vicepresidenta pretende que el principal recorte "sea en los gastos de funcionamiento", a lo que hay unir "el recorte de los gastos de personal que permite la normativa básica del Estado". Además, se reducirán las subvenciones y ayudas públicas y la inversión en infraestructuras, debido a que el Gobierno regional ha hecho un "gran esfuerzo" inversor en estos últimos años y "ese esfuerzo no es sostenible en el presupuesto del ejercicio que viene", ha dicho.

EL GOBIERNO MÁS REDUCIDO

Araújo recalca que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha es "el Gobierno regional más reducido" de España, con solo siete consejerías, y ha añadido que el sector público va a quedar reducido "prácticamente a la mitad" pese a que Castilla-La Mancha "ya era la comunidad autónoma que tenía el sector público regional más reducido".

"Teníamos un sector público, por ejemplo, inferior al de la comunidad de Murcia, siendo Murcia mucho más pequeña en territorio, en número de habitantes y en presupuesto. Aún así vamos a dejarlo en la mitad y ya es difícil pensar que podamos reducir aún más", ha afirmado.

Preguntada por si en los últimos años se han creado demasiadas empresas u organismos públicos, la consejera sostiene que "cuando se decide crear una fundación o una empresa pública" se hace porque se considera que ese organismo persigue "un objetivo bueno y positivo", como puede ser "dinamizar la cultura o favorecer la gestión de determinadas infraestructuras con más agilidad y rapidez".

"Pero claro, ahora las prioridades han cambiado y cosas que antes te podías permitir ahora no puedes", indica. En ese contexto, añade, "optas por eliminar algunas cosas y refundir" otras, "aunque eso haga que la gestión se algo más compleja y más complicada de lo que lo era con una empresa monográficamente dedicada a una actividad".

Como ejemplo, Araújo explica que el Gobierno regional decidió crear una empresa pública que gestionara la construcción del Hospital de Toledo --la mayor obra civil que se ha hecho en Castilla-La Mancha-- para que la gestión fuera "ágil", pero "ahora corren otros tiempos y quizá esa tarea pueda ser asumida desde otras empresas de gestión de infraestructuras como es Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha", que ha sido capaz de construir "bien y a tiempo" hospitales como el de Villarrobledo, el de Almansa y el de Tomelloso.

"¿Estaba mal hecho antes? No. Buscabas ser ágil en la gestión, pero ahora la prioridad es intentar ahorrar gastos de funcionamiento y por eso se decide refundir la actuación de las dos empresas en una sola", ha recalcado.