26 de septiembre de 2020
14 de enero de 2009

El Grupo Municipal de Izquierda Unida solicita a la empresa ALSA mejoras en la línea de autobús Toledo-Madrid

TOLEDO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Toledo, Aurelio San Emeterio, se ha dirigido a la empresa ALSA para solicitar mejoras en la línea de autobús Toledo-Madrid, haciéndose eco de las quejas de algunos viajeros de la misma debido a deficiencias en el servicio que presta esta empresa.

Según informó IU en nota de prensa, entre las deficiencias recogidas se encuentra la reciente supresión del servicio de refuerzo del autobús directo de las 8.00 horas desde Toledo a Madrid, "lo cual ocasiona que algunos viajeros queden sin acceso al autobús y deban esperar hasta el siguiente servicio a las 9.00 horas o bien accedan al servicio de las 8.00 horas, que no es directo, si es que hay plazas", apuntó.

Según IU, los usuarios establecen la necesidad de que haya servicios directos todos los días laborables cada media hora y en concreto a las 7.30 horas, a las 8.30 horas y a las 9.30 horas. "Servicios que tendrían a buen seguro demanda", apuntó.

Asimismo, la federación de izquierdas destacó que los usuarios lamentan la utilización ocasional de vehículos ajenos a la empresa para prestar servicios y cuya capacidad es menor que los vehículos habituales, así como la entrega de billete sin horario ni plaza asignada, "supuestamente" para hacer fluido el servicio, pero que permite que haya viajeros que no tengan garantizado el acceso.

"Si bien se valora positivamente que se pueda acceder directamente al autobús con el abono transportes de la Comunidad de Madrid, se debería hacer compatible con la garantía de plaza, bien con billete con asiento asignado o bien con refuerzos en las horas punta", explicó.

Por último, entre las quejas se indica que cuando los usuarios pretenden hacer reclamaciones lo que se le ofrece en primera instancia en las dependencias de la empresa son hojas de sugerencia internas y sólo tras insistir se obtiene el preceptivo Libro de Reclamaciones.

Por todo ello, Izquierda Unida de Toledo pretende trasladar a ALSA su preocupación y solicitar que adopte cuantas medidas sean precisas para corregir esta situación, en beneficio de los usuarios.