14 de agosto de 2020
25 de junio de 2009

Indemnización de 350.000 euros para la familia del trabajador forestal que murió en incendio de La Cotofía

CIUDAD REAL, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha condenado a la empresa TRAGSA a indemnizar con 350.000 euros a la familia de un trabajador forestal que falleció en un incendio provocado por uno de sus empleados en agosto de 2003 en la finca La Cotofía, en Almodóvar del Campo (Ciudad Real).

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la vía penal, también se recoge el acuerdo alcanzado entre las partes el día de la vista oral, en el que, el acusado, Felipe F.G., reconocía los hechos y aceptaba una pena de un año por un delito de incendio forestal y otro año por un delito de homicidio imprudente, lo que permitirá que no entre en prisión al no tener antecedentes.

En concreto, las empresas Zurich Internacional y Presiones Españolas, aseguradoras de TRAGSA, deberán abonar 100.000 euros a la viuda, 100.000 euros a una hija, afectada por una minusvalía del 78 por ciento, y 75.000 euros a cada uno de los otros dos hijos del matrimonio.

La mujer, por otro lado, ha recibido hasta el momento otros 30.000 euros del seguro de la empresa de su marido, Coserfo, y otros 175.000 euros de una póliza colectiva de seguros de accidente de la Junta de Comunidades

Este proceso, los propietarios de La Cofofía, la empresa Patrimonios y Negocios S.A., y de la Junta de Comunidades, se dieron por resarcidos por los daños y perjuicios que hubiera podido sufrir.

En la sentencia se da como hechos probados que el acusado, vigilante forestal, sobre las 10.00 horas del día 5 de agosto de 2003, conocedor del terreno, con un artefacto retardado, se acercó a la zona conocida en como Arroyo de los Caballos y le prendió fuego, iniciándose el incendio.

El fallecido era uno de los trabajadores que fueron a apagar el incendio y, sobre las 13.00 horas, tuvo que ser trasladado al Hospital "Santa Bárbara", de Puertollano, afectado por el humo, el calor y el esfuerzo, donde falleció de un infarto de miocárdico.

La razón de la actuación del procesado, según se indica en la resolución judicial, estaba en las "rencillas" existentes entre su familia, propietarios de la "Venta de la Inés", que forma parte de La Cotofía, y los dueños de la finca.