18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    La Junta incorpora en 2008 más de 580 profesionales a la plantilla del SESCAM en la provincia de Ciudad Real

    Mantiene que la lista de espera quirúrgica se redujo un 13%, situándose al cierre del año 2008 en 3.278 pacientes, 422 menos

    CIUDAD REAL, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Castilla-La Mancha incorporó el año pasado un total de 583 nuevos profesionales a las plantillas de los centros sanitarios dependientes del SESCAM en la provincia de Ciudad Real, entre ellos, 172 facultativos y 143 enfermeras, tal y como indicó hoy el director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, quien destacó el "notable" incremento en el número de profesionales registrado en esta provincia desde el traspaso de las competencias sanitarias.

    Según informó en nota de prensa la Junta, los 7.793 profesionales que componen la plantilla del SESCAM en Ciudad Real atendieron en 2008 a una población de 587.635 tarjetas sanitarias, casi 119.000 más que en enero de 2002. La actividad general en el ámbito de la Atención Primaria se incrementó un 7 por ciento con respecto al año anterior, habiéndose registrado 7,5 millones de actos asistenciales, de los que 3,9 millones fueron consultas de Medicina General y 2,2 millones consultas de Enfermería, un 6,5 por ciento más que en 2007.

    Asimismo, se realizaron 459.022 consultas de Pediatría, mientras que los Puntos de Atención Continuada atendieron casi 642.000 urgencias, lo que supone una media diaria de 1.758 urgencias. Las Unidades de Salud Bucodental incrementaron su actividad un 19,6 por ciento, habiendo atendido a 100.911 usuarios; casi 11.000 pacientes iniciaron tratamiento de fisioterapia; y las matronas atendieron a cerca de 50.000 mujeres.

    ACTIVIDAD HOSPITALARIA

    Por su parte, en los seis hospitales de la provincia se produjeron 56.996 ingresos, 1.800 más que en 2007, con una estancia media de 5,68 días, por debajo de la media regional. Además, se contabilizaron 272.980 urgencias, 10.500 más, lo que supuso atender una media de 747 urgencias diarias; 6.179 nacimientos, un 7 por ciento más; y un total de 43.130 intervenciones quirúrgicas --con un incremento del 13,3 por ciento con respecto al año anterior-- de las que casi el 64 por ciento fueron ambulatorias.

    Los especialistas atendieron 54.000 consultas más, alcanzándose la cifra de 990.587, de las que más de 51.000 fueron de alta resolución. En cuanto a las técnicas y exploraciones diagnósticas, se registraron más de 1,8 millones, entre ellas 42.282 TAC y 16.000 Resonancias Magnéticas.

    El director gerente del SESCAM destacó la consolidación de la actividad en el Centro de Especialidades de Daimiel, donde se registraron 24.270 consultas y cerca de 12.800 pruebas diagnósticas. "Como promedio mensual se han realizado unas 2.000 consultas frente a las 1.300 que se llevaron a cabo en 2007", señaló Ruiz Molina, quien mencionó igualmente el incremento de las técnicas diagnósticas, habiendo pasado de 800 a 900 radiografías digitales mensualmente.

    Por su parte, en el CEDT de Almadén, que comenzó a funcionar en el mes de noviembre, ya se han contabilizado cerca de 1.000 consultas y más de 650 pruebas diagnósticas.

    Respecto a la actividad desarrollada por los dispositivos de Urgencias, Emergencias y Transporte sanitario, las 7 UVIS móviles de la provincia fueron activadas en 4.360 ocasiones, mientras que el helicóptero con base en Ciudad Real realizó 291 intervenciones. En transporte programado fueron trasladados 179.911 pacientes y 116.709 acompañantes. Además, el 87 por ciento de los pacientes en hemodiálisis de la provincia hizo uso del taxi -financiado por la Junta- para acudir a su centro de referencia para recibir tratamiento.

    DESCENSO DE LAS LISTAS DE ESPERA

    Por otra parte, Ruiz Molina ha señaló que la lista de espera quirúrgica se redujo un 13 por ciento, situándose al cierre del año 2008 en 3.278 pacientes -422 menos--. Además de reducir el número de pacientes, también disminuyó el tiempo medio de espera para una intervención quirúrgica, situándose en 33 días, muy por debajo de la media regional que fue de 45,88 días.

    La lista de espera de pruebas diagnósticas también bajó, con 343 pacientes menos --de 2.407 pacientes a finales de 2007 se ha pasado a 2.064--. En este caso el tiempo que debe esperar un paciente para ser atendido pasó de 26 a 21 días, casi 5 días por debajo de la media registrada en el conjunto de la comunidad autónoma.

    Por lo que se refiere, a la lista de espera para ser atendido en una consulta por un especialista, también se ha reducido en 59 personas, situándose en 21.232. En este caso, el tiempo medio de espera ha pasado de 34 a 31 días, diez días por debajo de la media regional.

    Ruiz Molina indicó que el año pasado un total de 1.156 personas de la provincia hicieron uso de la Ley de Garantías en la Atención Sanitaria Especializada.