29 de noviembre de 2020
9 de junio de 2006

Marañón valora las modificaciones del POM de Toledo en Huerta Rey y Cigarrales pero se muestra preocupado por Vega Baja

Dice que Molina apuesta por la creación de un Plan Estratégico de la ciudad con la ayuda de la Fundación

TOLEDO, 9 Jun. (EUROPA PRESS)

El presidente de la Real Fundación de Toledo, Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, valoró hoy las modificaciones contempladas en el Plan de Ordenación Municipal (POM) de la capital regional en la zona de Huerta del Rey y Cigarrales aunque se muestra preocupado por Vega Baja.

En rueda de prensa, para informar de los temas tratados hoy en la reunión conjunta del Patronato y la Junta de Protectores, Marañón mostró su satisfacción por los cambios que ha sufrido el Plan a última hora y que fueron aprobados por el PSOE y PP en el pasado pleno del día 2 de junio.

En este sentido, dijo que la Real Fundación espera que se busque una solución "adecuada" para Vega Baja tanto en su vertiente arqueológico como paisajística. Asimismo, manifestó que el yacimiento de esta zona "no debe tratarse como un yacimiento más", puesto que se "merece un tratamiento excepcional".

Además, el presidente de la Real Fundación destacó que en la reunión han intervenido diferentes personalidades, y entre ellas, señaló el alcalde de Toledo, José Manuel Molina, quién apostó por la creación, una vez terminado el verano, de un Plan Estratégico de la capital regional. Al mismo tiempo que abogó por que la Real Fundación pueda colaborar en el desarrollo de las infraestructuras que el POM va a desarrollar en los próximos 25 años.

Por otra parte, Marañón puntualizó que durante el almuerzo con el presidente regional, José María Barreda, tradición que --afirmó-- se ha vuelto a recuperar con el acto de hoy, el presidente del Ejecutivo castellano-manchego dio su respaldo a las teorías de la Fundación.

A preguntas de los medios, aseguró que para él antes de haber sido aprobado el POM se debería haber hecho en un primer lugar un modelo de ciudad definido, un Plan Estratégico, y por último desarrollar un Plan de Ordenación. "Hemos aprobado un Plan sin los dos pasos primeros, pero partiendo de donde estamos lo mejor es estudiar un Plan Estratégico", apostilló.

En este contexto, aludió que aunque entre en vigor el Plan de Ordenación tiene un horizonte de desarrollo de 25 años, con lo que durante este tiempo se "podrían corregir algunas cosas". Así, explicó que un Plan Estratégico "nos dice que cosas hacer si quisiésemos ir a otros horizontes". Apuntó que es un documento habitual en algunas de las ciudades españolas.

Preguntado sobre el papel de la Real Fundación en la redacción de este Plan Estratégico, Marañón expresó que esta función debe desempeñarla una consultoría externa, y que ellos podrían ayudar con alguna financiación complementaria.

ESTATUTA DE CHILLIDA.

Respecto a la estatua de Chillida, el presidente de la Real Fundación subrayó que es un ejemplo de "lo que no debe hacer una ciudad histórica con el arte contemporáneo". Así, recordó que la Real Fundación propuso una solución distinta para la estatua de la que ahora tiene, y que si se hubiese desempeñado "estaría situada en otro lugar y no sería otro problema más de los que tiene esta ciudad", resaltó Marañón.

De esta manera, durante su intervención también se refirió a la declaración de Toledo como Ciudad Patrimonio por parte de la UNESCO, destacando que "a título personal es inasumible decir que no nos importa lo que diga la UNESCO, puesto que si nos importó que nos declarasen con el título".

NUEVOS PROTECTORES.

Marañón dio cuenta de las nuevas incorporaciones en la Real Fundación, exponiendo que han sido cinco los nuevos protectores que se han unido a los ya existentes. Entre ellos se encuentra la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), Alicia Koplowitz, Santiago Palomero, Jesús Carrobles y Julio Manuel Porres. También, Inés de Sarriera ha sido nombrada nueva presidenta de la Junta de Protectores, en sustitución del Marqués de la Esperanza.

También, hizo balance de las cuentas del año pasado año y dijo que aproximadamente "nos estamos acercando al millón de euros de presupuesto anual, con un pequeño déficit de 29.000 euros", que calificó de "simbólico".

Finalmente, la directora general de la Fundación, Paloma Acuña, adelantó que el presidente regional les ha trasladado su deseo de que el escultor toledano Alberto Sánchez pueda tener una colección permanente en la ciudad.