4 de agosto de 2020
14 de julio de 2020

El Ministerio Fiscal mantiene su pena para la acusada de llevarse un bebé del hospital de Guadalajara

El Ministerio Fiscal mantiene su pena para la acusada de llevarse un bebé del hospital de Guadalajara
Juicio - EUROPA PRESS

GUADALAJARA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal ha elevado a definitiva su petición de pena de cinco años y nueve meses de cárcel para la acusada de llevarse el 2 de febrero de 2019 un bebé recién nacido en el hospital de Guadalajara simulando ser una pediatra durante la vista oral este martes, en la que el juicio ha quedado visto para sentencia.

El Ministerio Público entiende que la acusada ha actuado en todo momento con engaño y que planificó todo, tal y como a su juicio se ha demostrado en hechos como que llevaba una bata de doctor cuando se hizo pasar por pediatra, y que desde meses atrás fuera diciendo a familiares y amigos que estaba embarazada sin estarlo.

Para la Fiscalía también ha quedado acreditado, en base a los informes y a los testimonios, que ha existido un delito de detención ilegal de un neonato durante unas tres horas, hasta que la Policía fue a la casa que ocupaba la presunta autora, con el agravante de simulación del ejercicio de la función pública, ya que se puso una bata para hacerse pasar por doctora e inducir al error a los progenitores y ganar tiempo en su plan, lo que consiguió porque se llevó al niño.

Además, ve muy claro que la presunta autora nunca estuvo embarazada, como trató de decir desde un principio, y pese a que la defensa ha tratado de defender un trastorno con limitación de la personalidad y anomalía psíquica acreditada por el "vacío existencial" que sufría en su vida como atenuante, para el Ministerio Público ha quedado acreditado que sabía lo que hacía.

En cuanto a la responsabilidad civil, esta parte ha pedido 6.000 euros para la familia del niño frente a los 640 que se pedían inicialmente.

La defensa no ha cuestionado la existencia de un delito de detención ilegal pero ha pedido que se tenga en cuenta que entregó al niño cuando se lo reclamaron en su casa y su trastorno de la personalidad.

"PAGARÉ LAS CONSECUENCIAS"

La acusada ha utilizado su derecho a decir la última palabra para asumir lo que hizo y asegurar que ya está pagando por ello y señalar que por muchos años que la metan en la cárcel y por mucho que pida perdón a los padres, no puede hacer nada.

"Lo que les hice, lo hice, lo asumo y estoy pagando y pagaré las consecuencias hasta el final", ha señalado tras una jornada maratoniana en la que por la sala de la Audiencia de Guadalajara han pasado testigos y peritos en turnos de mañana y tarde.

"En ningún momento ha sido nada pensado ni inventado ni estudiado, jamás, y que yo parí un hijo, eso lo sabe Jesucristo", ha aseverado en el juicio celebrado en la Audiencia, el primero de forma virtual para los medios tras el COVID-19.

Contador

Lo más leído en Castilla-La Mancha