16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    Nicolás (CECAM) ve un "auténtico disparate" la prohibición a los ayuntamientos de recurrir al crédito

    TOLEDO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás, calificó hoy de "auténtico disparate" que el Gobierno prohíba a los ayuntamientos recurrir al crédito a partir de 2011 teniendo en cuenta las deudas de la Administración con las pequeñas empresas y autónomos.

    En rueda de prensa en la sede de CECAM tras reunirse con la secretaria general del PP y presidenta del partido, María Dolores de Cospedal, el presidente de la patronal afirmó que con dicho decreto ley "se ha autorizado a los ayuntamientos a no pagar a sus proveedores". "Hay cosas que uno no puede entender", señaló.

    Así, Nicolás propuso al Gobierno con fin de tratar a todos por igual que publique un decreto en el que diga a las empresas que "podrán no pagar". "Yo quiero no pagar mis deudas con el banco y con la Seguridad Social, y quiero no pagar mis deudas con la Agencia Tributaria", agregó.

    Asimismo, criticó que el Ejecutivo corrija al día siguiente un decreto publicado en el BOE, como ha ocurrido con el que prohíbe a los ayuntamientos recurrir al crédito, porque merma la "confianza". "Esto no puede ser un juego. Estamos en manos de alguien que no sabe y cuando alguien no sabe se tiene que ir y dejar paso a alguien que sepa", afirmó.

    Según dijo, es una "situación injusta" que la Administración no perdone las deudas de las empresas, en materia de Seguridad Social o de Hacienda, mientras que no se pone fin a las deudas que ayuntamientos, diputaciones y gobiernos tienen con las pymes y autónomos como proveedores de servicios y bienes.

    En este contexto, Nicolás afirmó que para superar la crisis es "fundamental recuperar la confianza" y criticó que se haya negado la existencia de una enfermedad en el país y se hayan adoptado ahora medidas de recorte del gasto público que deberían haberse adoptado "hace dos años". "Los remedios de hace dos años ya no nos sirven", dijo.

    EL ENFERMO SE MUERE

    El presidente de la patronal señaló que a pesar de encontrarnos inmersos e una crisis "de proporciones descomunales", el Gobierno sigue "sin querer asimilar que vivimos una situación dramática" y señaló que si al enfermo no se le da el tratamiento adecuado desde el principio "el enfermo se muere".

    Por último, lamentó la "clara desventaja de España respecto a países europeos" por falta de competitividad en las empresas y reclamó reformas urgentes para que la economía fluya y se genere de nuevo empleo, algo que estimó que no ocurrirá hasta que se supere un crecimiento del tres por ciento.

    A su entender, no se puede generar empleo con más planes de empleo que suponen puestos de trabajo subvencionados sino aumentando la actividad de las empresas y realizando las reformas necesarias. "España es un viejo cascarón de buque con estructuras muy pesadas", resumió.