23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 30 de abril de 2014

    La Pastoral Obrera de la Iglesia en Guadalajara organiza una eucaristía solidaria con los desempleados este 1º Mayo

    GUADALAJARA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Pastoral Obrera de la Iglesia Católica en Guadalajara va a aprovechar la celebración, este 1º de Mayo, del Día del Trabajo, para celebrar una eucaristía solidaria con las personas que sufren la crisis actual, no sólo con aquellos que carecen de empleo sino también con quienes trabajan en condiciones precarias.

    Si bien los sindicatos CCOO y UGT convocan para esta jornada manifestaciones en numerosas ciudades, para reivindicar condiciones dignas de trabajo, desde la Pastoral Obrera de la Delegación de Apostolado Seglar de la Diócesis Sigüenza-Guadalajara, han pensado en organizar una eucaristía solidaria, a la que invitan a participar a todos los guadalajareños, ha señalado en una entrevista a Europa Press Marta Oter, enfermera e integrante de esta Pastoral.

    Así, este jueves, Fiesta del Trabajo, a partir de la 19.00 horas, tendrá lugar esta misa en la parroquia de San Antonio de Padua de Guadalajara, un encuentro eucarístico en el que también se presentarán distintas situaciones actuales y de dejará patente la complicidad de esta Pastoral Obrera con quienes peor lo están pasando.

    Aunque es el segundo año que la Pastoral Obrera organiza esta eucaristía solidaria, es el primero que lo han hecho más visible a la sociedad.

    El fin pasa por "poner delante todas las situaciones del mundo obrero con toda la problemática que tenemos actualmente para solidarizarnos con estas personas que lo están pasando mal y pedir mayor sensibilidad con estos colectivos, más apoyo y aliento", ha precisado Oter, para quien la Pastoral Obrera es más desconocida que otras Pastorales, de ahí que ahora quieran dar a conocer no tanto su existencia sino su implicación.

    Quieren poner a la luz como está el problema del empleo y mostrar su respaldo con quienes padecen especialmente esta crisis, insistiendo en que quieren estar tanto con quienes no tienen trabajo como con aquellos que lo tienen pero en unas condiciones "superprecarias, en condiciones tan malas que no les permite vivir dignamente".

    A esta Pastoral Obrera de la Iglesia Católica pertenecen tanto personas con trabajo como personas sin él. "Queremos dejar patente que ante las situaciones que estamos viviendo la Iglesia también está ahí", ha puntualizado Marta Oter.