22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 7 de abril de 2008

    El presidente de la Junta de Personal de Justicia de Ciudad Real dimitirá y abandonará el sindicato UGT

    CIUDAD REAL, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Junta de Personal de Justicia de la provincia de Ciudad Real, Manuel Román, anunció hoy que dimitirá de este puesto en los próximos días, tras, previamente, darse de baja como militante de UGT.

    En declaraciones a Europa Press, Román confirmó ambas decisiones un día después de que el Ministerio de Justicia y las direcciones federales de Administraciones Públicas de UGT y CC.OO. alcanzaran un acuerdo para poner fin a la huelga de dos meses que venían manteniendo los funcionarios de las comunidades donde no están transferidas estas competencias.

    Román aseguró que no está en desacuerdo con lo pactado, una subida salarial de 190 euros al mes y un plan de actuación para mejorar la situación de los juzgados, pero dijo que los trabajadores que han llevado el peso de la protesta se sienten "ninguneados" por la actuación de la cúpula de los sindicatos.

    Por otro lado, al abandonar UGT, según explicó Román, sería muy difícil llevar a cabo la labor que venía realizando en los últimos años sin una estructura sindical, añadiendo, en este sentido, que nunca ha tenido ningún interés personal por estar en ese puesto, sino que su única voluntad ha sido la de defender los derechos de los trabajadores del sector.

    En todo caso, Román esperó que, al menos, la huelga de dos meses haya servicio para dar un toque de atención sobre la situación de la Justicia en España y que se abra un debate sobre la necesidad de llegar a un pacto de Estado para que este servicio público funcionen de la manera más efectiva posible.

    Sobre la postura que tomarán el resto de delegados de UGT en la Junta de Personal de Justicia de Ciudad Real --donde tiene la mayoría con cinco representantes, frente a los tres de CSI-CISC, dos de CC.OO., y una de STAJ--, dijo que no quiere hablar por nadie, aunque, las posturas apuntan a que habrá más abandonos.