20 de febrero de 2019
18 de septiembre de 2018

Roban en cuatro naves agrícolas de Arbancón y en la planta de reciclaje de Cogolludo, en Guadalajara

GUADALAJARA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cuatro naves agrícolas del pequeño municipio de Arbancón y la planta de reciclaje de Cogolludo, en la provincia de Guadalajara, han sido asaltadas en los últimos días por autor o autores de momento desconocidos que se han llevado herramientas y maquinaria aprovechando que no había gente.

En el caso de Arbancón han robado dos días seguidos en dos naves, en una por la noche y en otra "a plena luz del día" y en la planta de reciclaje también a plena luz del día, tal y como ha confirmado a Europa Press el alcalde de Arbancón, Gonzalo Bravo.

Se han llevado radiales, motosierras, desbrozadoras, una mula mecánica y en el caso de Cogolludo hasta las baterías de las placas solares, entre otras cosas.

A su juicio, esto no es porque haya menos presencia de la Guardia Civil en los pueblos, que es algo que viene pasando desde hace años, sino que "hay una mala organización total" y no entiende cómo hay dos y tres patrullas en algunos festejos por el campo y nadie en estos pueblos.

Según Bravo, "la gente está muy cabreada porque mientras hay dos o tres patrullas en un encierro, en otros sitios están robando, y demasiado poco pasa", precisa.

Este alcalde de un pequeño municipio piensa que "lo que hace falta es una mejor organización de los medios" existentes, "que son los que son", y sus escasos vecinos no entienden como para un festejo van tres patrullas y cuando les llaman ellos por un aviso de robo tardan varias horas, o para poner una denuncia tienen que esperar una media de varios días también.

Precisamente, una de las denuncias se iba a poner hoy en el cuartel de Cogolludo y les han dicho que hasta el jueves no vuelvan para ponerla porque está los agentes cubriendo los encierros de un pueblo.

"Llevan una semana para poner una denuncia y entiendo que hasta que no se ponga la Guardia Civil no podrá actuar, esto no se entiende", ha puntualizado a Europa Press el alcalde.

Según Bravo, lo peor de todo es que a partir de este mes en la zona de la Sierra roban ya en cualquier momento, y a los ladrones no les importa hacerlo a plena luz del día porque saben que ya no hay gente en unos meses.