17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 18 de julio de 2009

    Sahuquillo (PSOE) asegura que la nueva Ley de Comercio Minorista "favorecerá la apertura de nuevos negocios y empleos"

    También considera que el proyecto de Ley de Ordenación del Comercio Minorista hará que abrir un comercio sea "más fácil y más barato"

    CUENCA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El diputado nacional del PSOE, Luis Carlos Sahuquillo, consideró hoy que la nueva Ley del Comercio Minorista aprobada recientemente por el Gobierno de España "contribuirá a incrementar la actividad económica y a generar empleo", ya que "hará que abrir un negocio sea más fácil y barato".

    Según informó el PSOE en un comunicado, Sahuquillo, que recordó que el proyecto de Ley de Ordenación del Comercio Minorista adecua la legislación española a la Directiva Europea de Servicios, afirmó que la liberalización del comercio también beneficiará a los consumidores.

    En este sentido, explicó que el incremento de la actividad comercial "supondrá un aumento de la oferta y la competencia de los establecimientos, lo que a su vez se traducirá en la mejora de la calidad de los productos y la reducción de los precios".

    Según el parlamentario nacional del PSOE, las principales novedades de la nueva Ley del Comercio Minorista es que se eliminan, con carácter general, las autorizaciones administrativas que actualmente son necesarias, entre ellas la licencia comercial, que será excepcional.

    Asimismo, se simplifican los trámites administrativos y se elimina la inscripción obligatoria de las ventas a distancia y franquiciadores, al tiempo que se clarifica la venta ambulante. Para Sahuquillo, "todos estos cambios supondrán un ahorro de costes, tiempo y energía para quienes quieran abrir un negocio".

    NORMATIVA Y CCAA

    No obstante, precisó que la normativa "es respetuosa con las competencias de las comunidades autónomas". De este modo, Sahuquillo explicó que "serán los gobiernos autonómicos los que establezcan un procedimiento de autorización para la instalación de establecimientos comerciales en su territorio, pues el comercio interior es competencia exclusiva de las comunidades autónomas".

    "Ahora bien, los gobiernos regionales tendrá que respetar los criterios básicos que fija la Ley y no podrán exigir autorización al emprendedor más que por razones de protección del medio ambiente y del entorno urbano, la ordenación del territorio y la conservación del patrimonio histórico y artístico, siempre que lo justifiquen", insistió el dirigente socialista.

    Finalmente, Sahuquillo observó que la nueva Ley del Comercio Minorista "no discrimina entre establecimientos grandes y pequeños y favorece la competencia al impedir que pueda aplicarse cualquier tipo de criterio económico, por ejemplo condicionar la apertura de un nuevo establecimiento al análisis de la oferta comercial de la zona".