21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 5 de julio de 2010

    Sólo cinco de cada diez padres de C-LM afirma que sus hijos realizan una hora de actividad física diaria

    TOLEDO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Sólo cinco de cada diez padres de Castilla-La Mancha afirma que sus hijos realizan una hora de actividad física diaria. Así, la mayor parte de padres considera que la etapa en la que más actividad física han realizado sus hijos se corresponde con el periodo de la educación infantil; y un 59 por ciento señala como uno de los principales motivos por el que han reducido la práctica de ejercicio físico el acceso a fórmulas de ocio pasivo.

    Así se desprende de las conclusiones del II Sondeo de Opinión sobre Hábitos de Estilos de Vida Saludables elaborado por la Fundación Alimentum. Un análisis sobre la práctica de ejercicio físico y la alimentación equilibrada en los niños, y su percepción para los padres y la población general.

    Según esta investigación, el 97 por ciento de padres castellano-manchegos considera muy importante o importante que sus hijos realicen diariamente ejercicio físico, pero el 46 por ciento reconoce que sus vástagos no lo llevan a la práctica. Este dato está muy alejado de las recomendaciones de las instituciones europeas y americanas de referencia, que estiman en una hora el tiempo diario necesario de niños y adolescentes para lograr beneficios para la salud y prevenir y combatir los efectos negativos del sedentarismo.

    Fuera del horario lectivo, el 41 por ciento de padres castellano-manchegos cree que es entre los cero y los cinco años de edad cuando sus hijos han realizado más actividad física, un 38 por ciento considera que entre los seis y los 12, y un 21 por ciento entre los 13 y los 17. Ninguno de los padres consultados ha elegido la franja de edad de los 18 a los 23 como el periodo en el que sus hijos han realizado más ejercicio físico.

    El estudio también revela que la actividad física se reduce según se van cumpliendo años. Por edades, mientras que el porcentaje de niños de seis a 12 años que no realizan actividad física diaria es de un 44 por ciento, según sus padres, éste asciende al 53 por ciento cuando se trata de niños de entre 13 a 17 años, hasta llegar al 65 por ciento en el caso de jóvenes de 18 a 23 años.

    Por otro lado, el porcentaje de padres que afirman que sus hijos no realizan actividad física diaria es además seis puntos superior en el caso de los padres con hijas (51 por ciento) que en los padres con hijos (45 por ciento) --dato nacional--.

    La causa que argumentan los padres castellano-manchegos al preguntarles sobre porqué han reducido sus hijos el nivel de actividad física son, principalmente, su acceso a fórmulas de ocio pasivo (59 por ciento), el hecho de haber comenzado a salir con los amigos en su tiempo libre (33 por ciento), la escasa oferta de actividades escolares y extraescolares regladas y la dificultad o imposibilidad de acudir a realizar ejercicio físico fuera del horario escolar (21 por ciento ambas) y al acabar los estudios en el colegio o instituto (10 por ciento).

    BENEFICIOS PARA LA SALUD

    Preguntados por las causas del aumento de los índices de sobrepeso y obesidad en niños y jóvenes, el 40 por ciento de encuestados considera que el motivo principal es la vida cada vez más sedentaria de los más pequeños y el descenso de la actividad física. Además, el 25 por ciento de los castellano-manchegos considera que se trata de un problema multifactorial, y sólo dos de cada diez castellano-manchegos considera que se debe a la ingesta excesiva de calorías.

    A este respecto, cinco de cada diez padres encuestados en Castilla-La Mancha piensa que sus hijos conocen los beneficios para la salud asociados a la actividad física y un 31 por ciento opina que sólo conocen aquellos directamente relacionados con el aspecto físico.

    Por último, al preguntarles por la alimentación de los pequeños de la casa, un 54 por ciento de padres encuestados en Castilla-La Mancha considera que sus hijos tienen una alimentación saludable "casi siempre", un 26 por ciento "a veces" y el 18 por ciento opina que sus hijos se alimentan correctamente "siempre". Pero, si en algo están de acuerdo todos los encuestados es en que se puede mantener una alimentación saludable comiendo.