5 de julio de 2020
28 de mayo de 2020

Solo la mitad de empresas C-LM consultadas por CCOO contaron con los comités de salud en sus planes de retorno

Solo la mitad de empresas C-LM consultadas por CCOO contaron con los comités de salud en sus planes de retorno
La secretaria de Salud Laboral de CCOO, Raquel Payo, y el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa. - CCOO

TOLEDO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Un informe elaborado por CCOO en 300 empresas de la región --que aglutinan a un total de 160.000 trabajadores-- concluye que solamente el 47% de los comités de seguridad y salud de dichas empresas han participado en la elaboración de los planes de retorno a los puestos de trabajo tras la COVID-19, un dato que para el sindicato confirma su "sospecha" y evidencia la "debilidad" del sistema preventivo en la región.

"Este porcentaje está muy por debajo de lo deseable. Entendemos que la premura en la toma de decisiones ha estado detrás de esto, pero los servicios de prevención no pueden funcionar de forma rigurosa sin nuestros delegados de seguridad laboral y salud".

Así lo han indicado tanto el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa, como la secretaria de Política Institucional y Salud Laboral CCOO CLM, Raquel Payo, que este jueves han presentado las conclusiones del informe 'Situación y necesidades preventivas en empresas de Castilla-La Mancha ante el COVID-19' realizado por el sindicato entre el 6 y el 27 de abril.

REDUCCIÓN DE JORNADA O TELETRABAJO, OPCIÓN PREDOMINANTE

Este sondeo, que ha excluido a los trabajadores sanitarios, pues la particularidad que han vivido no obedece la normalidad de sus labores y el resultado puede ser sesgado, se ha realizado sobre diferentes empresas de las cinco provincias. El 37% de las mismas se han visto afectadas por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, mientras el 63% restante no ha sufrido cambios en sus plantillas.

Según ha detallado la responsable de Salud Laboral si el 87% de las empresas han adoptado medidas como el teletrabajo o la reducción de jornada, solo el 13 por ciento restante se ha acogido al Real Decreto del Gobierno central que regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales.

En materia preventiva de limpieza y desinfección, ha proseguido Payo, el 65% de las empresas sondeadas optó por suministrar Equipos de Protección Individual a sus trabajadores dejando así en un segundo plano las medidas organizativas, mientras un 16% no ha adoptado esta opción, "lo que nos parece un porcentaje elevado".

Luego de defender que los delegados de prevención en seguridad y salud laboral conocen a la perfección la realidad de las empresas, Raquel Payo ha denunciado la "alta externalización de la gestión preventiva", hasta el extremo de que el 93% de las empresas contactadas tienen la modalidad de gestión preventiva ajena. "No entendemos que ésta sea la opción adecuada para aminorar los accidentes laborales", ha añadido.

De igual modo, ha apuntado que el 54,5% de los comités de seguridad y salud consideran que el servicio de prevención ha sido inexistente o ha sido difícil contactar con él, "dato que nos parece preocupante, pues es fundamental que la actuación de los comités de seguridad y salud participen en el retorno tras el COVID-19 y participen en la elaboración de planes de contingencia.

SEGURIDAD EN EL RETORNO LABORAL

Preguntado sobre si la vuelta al trabajo es segura en Castilla-La Mancha, De la Rosa ha dicho que aunque cada vez es más seguro, pues la autoridad sanitaria plantea qué protocolos se deben seguir, este estudio desvela que el sistema de prevención es débil y hay que reforzarlo.

De ahí que haya insistido en la importancia de seguir el ejemplo de las empresas que hacen partícipes a los comités y delegados de prevención de CCOO, pues es la mejor manera de asegurar a los trabajadores.

Dicho esto, ha defendido que los trabajadores, tanto públicos como de la empresa privada han de volver a sus puestos de trabajo en condiciones de seguridad, reclamando que los criterios que determinen esa reincorporación sean objetivos.

"Todos tenemos que poner sentido común en la reincorporación para intentar conseguir que la productividad alcance los niveles deseados y que el impacto económico sea el menor posible, pero sin que en ningún caso la celeridad demagógica lleve a que las incorporaciones laborales no velen por la seguridad de los trabajadores. Lo último que tiene que pasar es que un rebrote nos lleve de nuevo al confinamiento. Sería un desastre para la economía de Castilla-La Mancha", ha concluido.

Para leer más