15 de noviembre de 2019
19 de febrero de 2014

Soriano destaca que el Programa de Desarrollo Rural de C-LM 2014-2020 se orientará a crear empleo estable y duradero

TOLEDO, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura del Gobierno regional, María Luisa Soriano, ha avanzado que el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla-La Mancha 2014-2020 "estará muy orientado al apoyo de proyectos que permitan la creación o la consolidación de empleo estable y duradero".

Así se lo ha expuesto esta mañana en Toledo tras reunirse con los representantes de las organizaciones agrarias de la región, con quienes ha mantenido una reunión de trabajo para consensuar las líneas principales y pedirles aportaciones al PDR, que contará con 1.147 millones de euros procedentes de la Unión Europea, a los que se sumarán fondos del Ministerio de Agricultura y el Gobierno regional, ha informado la Junta en nota de prensa.

La consejera ha señalado que "las zonas rurales tienen un alto potencial para desarrollar nuevos tipos de negocio e incrementar el valor añadido de los actuales, y por ello es fundamental que el Programa de Desarrollo Rural sea una herramienta que apoye las iniciativas de emprendedores y empresas que tengan posibilidades de perdurar y vocación de permanencia".

Ha destacado que en los próximos años el sector agroalimentario seguirá siendo "un gran activo de la economía de las zonas rurales de Castilla-La Mancha", y por ello el texto de trabajo que ha presentado la consejería incluye un importante apoyo a inversiones para explotaciones agrícolas y ganaderas; a la producción ecológica; a la implantación y modernización de regadíos; al desarrollo de infraestructuras agrarias; o a los cultivos con elevado potencial de desarrollo en la región.

Asimismo, el sector ganadero tendrá su protagonismo en el Programa de Desarrollo Rural, que contempla medidas para apoyar las razas autóctonas o ayudar a la ganadería extensiva y a los ganaderos en zonas con limitaciones naturales o específicas.

FORTALECIMIENTO DEL SECTOR

Por otro lado, María Luisa Soriano ha sostenido que el PDR introducirá medidas que favorezcan el fortalecimiento del sector agrario, cuya excesiva atomización le ha hecho vulnerable dentro de la cadena alimentaria. Para ello se apoyará la integración de cooperativas, al menos desde el plano comercial; se fomentará la agrupación de productores; se respaldarán los proyectos que integren la oferta en origen; o se alentará la integración o dimensionamiento de las Agrupaciones Agrarias de Defensa Sanitaria.

También ha indicado que el Programa de Desarrollo Rural "incluirá un fuerte apoyo a los jóvenes que se incorporen a la actividad agraria, porque es un sector que necesita un importante relevo generacional que asegure que la agroalimentación de Castilla-La Mancha no sólo tiene un gran presente sino un mejor futuro".

En este sentido, ha destacado que "por primera vez se introducirá en el PDR un subprograma dirigido a los jóvenes, en el que se habilitarán ayudas para sus inversiones y costes financieros derivados de su incorporación a la actividad".

Además, el programa dará especial relevancia a la formación, "con el fin de potenciar las capacidades de los profesionales que trabajan en el campo o en la industria agroalimentaria y facilitar su actualización de conocimientos y capacidades en un sector en continuo proceso de cambio".

Más allá de la parte agroalimentaria, el Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha 2014-2020 incluye líneas con importantes fondos para la diversificación de la economía de las zonas rurales, fundamentalmente a través del programa LEADER, con el que se apoyará a los emprendedores para la puesta en marcha de proyectos que generen empleo, dinamicen la economía e incidan en la mejora de la calidad de vida de los municipios rurales.

Asimismo, se atenderá al desarrollo de iniciativas que pongan en valor la riqueza medioambiental y paisajística de Castilla-La Mancha y a la protección del medio ambiente, con medidas para prevenir y reparar las zonas dañadas por incendios u otras catástrofes, reforestar las tierras o favorecer las zonas de mayor valor ecológico y medioambiental.