19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Sucesos.- Tres personas, dos mujeres y un hombre, han muerto en C-LM en lo que va de año por violencia de género

    TOLEDO, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Un total de tres personas, dos mujeres y un hombre, han muerto en Castilla-La Mancha en lo que va de año por violencia de género, en dos casos registrados en la provincia de Guadalajara. Coincide también que en sendos sucesos los presuntos asesinos se quitaron la vida después de cometer los crímenes. También en los dos sucesos las víctimas habían presentado denuncias contra sus agresores.

    Así, el primero de ellos ocurrió el pasado mes de febrero en Guadalajara capital donde un hombre identificado como F.J.R.F. de 41 años, agredió presuntamente a su pareja sentimental, una mujer de 44 años, identificada como A.N.G., en la vivienda que ambos compartían en Guadalajara, y posteriormente falleció al saltar por una pasarela peatonal sobre la A-2 y ser atropellado por un camión.

    El agresor se dio primeramente a la fuga y las Fuerzas de Seguridad iniciaron una persecución, y este se dirigió hacia la pasarela peatonal que se encuentra en construcción y que cruza la autovía A-2 a la altura del punto kilométrico 55. Más tarde saltó al vacío desde la rampa al paso de un camión, que le arrolló al caer a la carretera, falleciendo en el acto.

    En el caso de hoy, los hechos ocurrieron a las 6.45 horas cuando J.J.L.C mató en Alovera (Guadalajara) a su ex mujer, identificada como S.J.B., de 34 años y nacionalidad argentina, y a su actual pareja, A.M.G., de 38 años.

    El presunto asesino era un sargento del Ejército de Tierra que trabaja en la Agrupación de Transportes de Canillejas, en Madrid, mientras que su víctima era teniente de la Prisión Militar de Meco.

    J.J.L.C llamó a la puerta, y cuando el propietario le abrió le disparó dos tiros. Después entró en la vivienda y disparó en tres ocasiones contra su ex mujer. Acto seguido, J.J.L.C llamó al Servicio de Emergencias 112 para decir que había matado a dos personas, y "que iba a ver uno más".

    Así, cuando a la vivienda situada en la calle Manuel de Falla de Alovera llegó el personal de Emergencias se encontró con tres fallecidos, y un niño de cuatro años de edad, que presenció todo lo ocurrido.