7 de marzo de 2021
31 de enero de 2014

Tres porteros de pub de Albacete se enfrentan a seis años de cárcel por agredir a un joven

ALBACETE, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de lo Penal número 3 de Albacete tiene previsto celebrar el próximo lunes, 3 de febrero, el juicio contra tres hombres, dos de nacionalidad marroquí y uno de nacionalidad rumana, como presuntos autores de un delito de lesiones, por los que la Fiscalía pide, para cada uno de ellos, una pena de dos años de prisión, y que indemnicen a la víctima en 1.175,20 euros.

Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, sobre las 19.00 horas del 12 de marzo de 2011, la víctima se dirigió a un pub de Albacete y, cuando fue a entrar, el portero, que es uno de los acusados, M.Z., nacido en Marruecos y sin antecedentes penales, le manifestó que no se podía pasar así, en referencia a la vestimenta que llevaba, por lo que le impidió el acceso al local.

La víctima, entonces, manifestó que sólo iba a mirar a ver si había algún amigo en el interior, momento en que el acusado comenzó a golpearle, dándole varios puñetazos que le hicieron caer al suelo, donde siguió dándole patadas hasta que el agredido pudo incorporarse y ser ayudado por una conocida suya, que se encontraba en las inmediaciones.

Esta joven, pese a que intentó defenderlo, no pudo evitar que el acusado y otros dos porteros de locales próximos, los también acusados en este procedimiento, T.B.B., nacido en Marruecos y sin antecedentes penales y con residencia legal en España, y P.G.R., nacido en Rumania y sin antecedentes penales, volvieran a agredir a la víctima, golpeándole repetidamente y tirándolo al suelo, donde continuaron dándole patadas hasta que fueron separados por una persona.

Mientras los acusados agredían a la víctima, cuando la conocida de ésta les preguntó por qué le estaban pegando, uno de los acusados, M.Z., manifestó que "le pegaban porque era negro, que tenía órdenes del dueño de no dejar entrar a a los negros, porque hacía poco había entrado uno y un cliente se quejó porque ya sabes tú que los negros huelen mal y le tuve que pegar para sacarlo también".

Como consecuencia de estos hechos, la víctima resultó con diversas lesiones en la cara y en el cuerpo, de las que tardó en curar 30 días, 10 de los cuales estuvo incapacitado para sus ocupaciones habituales. Los tres acusados, en el momento de los hechos, trabajaban para una empresa albaceteña y prestaban servicios como porteros y controladores en varios locales.

Para leer más