19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    Tribunales.- Junta denuncia ante la Fiscalía los sondeos que la CHS está realizando en la comarca de Hellín (Albacete)

    ALBACETE, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Gabinete Jurídico de la Junta de Comunidades ha formulado denuncia ante la Fiscalía Superior de Castilla-La Mancha por los sondeos que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) está realizando en la comarca de Hellín (Albacete) y que a su parecer "pueden ser constitutivos de delitos de prevaricación, contra el medio ambiente y desobediencia".

    Según el informe jurídico, la CHS viene ejecutando una serie de sondeos en la provincia de Albacete en el teórico marco del Plan Especial ante Situaciones de Alerta y Eventual Sequía, cuya finalidad es la extracción de aguas subterráneas y su vertido a cauces naturales o artificiales pero que, finalmente, derivan hacia el río Mundo que, a modo de improvisado canal, sirve para la transferencia de este recurso aguas abajo a la Región de Murcia.

    Por este motivo, el Gobierno regional, a través de la Delegación de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Albacete, ha dado orden a los agentes medioambientales para que, con carácter urgente, la CHS paralice todas las extracciones que se están realizando, así como todas las obras relacionadas con estos proyectos que se encuentren en fase de ejecución, informó la Junta en nota de prensa.

    De acuerdo al informe, se ha comprobado que existen extracciones de agua en unos 11 sondeos y que, por parte de la CHS, se prevé llegar hasta los 31 sondeos. Una situación de extrema gravedad en un contexto de acuíferos sobreexplotados, pudiendo llegar a extraerse 35,47 hectómetros cúbicos.

    Desde la Delegación Provincial se remitió el pasado 20 de agosto de 2007 un requerimiento para paralizar los pozos, que no ha sido atendido por la CHS. Asimismo en muchos de los sondeos no consta la existencia de la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental y para varios de ellos ésta fue emitida cuando la obra ya se había ejecutado.

    Además la CHS no ha identificado los municipios, regadíos y caudales ecológicos a los que destina el agua, no ha realizado la planificación de las extracciones, no ha fijado los tiempos de recuperación de los acuíferos afectados y no lleva a cabo una medición exacta de los caudales extraídos, por lo cual no tiene justificación el volumen de agua extraído.

    Por otra parte, como recoge el informe jurídico, buena parte de las actuaciones afectan a Espacios Naturales Protegidos con la consiguiente grave, y en algunos casos irreversible, afección a ecosistemas de gran fragilidad como pueden ser la ZEPA y LIC denominados "Sierras de Alcaraz y de Segura y Cañones del Segura y del Mundo", el LIC Saladares de Cordovilla, Agramón y Laguna de Alboraj, el Monumento Natural Piton de Cancarix, las Microreservas Yesares de Hellín y Saladar de Agramón, entre otros.

    También afectan al ámbito del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Sierra Baja de Segura en Albacete y los Pinares de Hellín, al que es de aplicación el régimen de protección preventiva del artículo 30 de la Ley de Conservación de la Naturaleza, y por tanto no ha sido respetado por la Confederación actuante.

    SITUACIÓN INSOSTENIBLE AMBIENTALMENTE.

    Por último, el informe jurídico recoge que se están trasvasando a la cuenca del Segura aguas subterráneas de la provincia de Albacete, con vulneración de lo dispuesto en la Disposición Adicional sexta de la Ley 52/1980, de 16 de octubre, que declara que no son trasvasables los recursos subterráneos existentes en la provincia de Albacete.

    Hay que señalar que la propia Confederación del Segura tradicionalmente ha puesto trabas y dificultades para el acceso a las aguas subterráneas por parte de los agricultores de la zona, negando un recurso tan valioso para el desarrollo socioeconómico y, sin embargo, en esta ocasión fomenta la sobreexplotación para abastecer las vegas media y baja del Segura, fuera del ámbito de nuestra Comunidad Autónoma.