21 de marzo de 2019
14 de enero de 2008

Tribunales.- El TS admite a trámite el recurso de Amparo Calleja a su condena por asesinato tras envenenar a su marido

CIUDAD REAL, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso de Amparo Calleja, la vecina de Socuéllamos de 52 años condenada por la Audiencia de Ciudad Real en enero de 2007 a veinte años y nueve meses de prisión por haber asesinado a su marido, Juan José Mena, en el año 2000.

Según una información publicada hoy por el Diario Lanza de Ciudad y recogida por Europa Press, la conocida como 'envenenadora de Socuéllamos', que en todo momento defendió su inocencia pese a los numerosos indicios contra ella, quiere que el Supremo revise su caso, probablemente este año, ya que el Supremo da prioridad a los recursos en los que hay presos de por medio.

En este caso, desde que la Audicencia Provincial de Ciudad Real dictó sentencia, Amparo Calleja sigue en libertad, dado que el tribunal decidió no encarcelarla al considerar que no existía riesgo de fuga, aunque la condenada sí debe comparecer una vez por semana ante los juzgados.

LOS HECHOS SE INICIARON EN 2000.

Calleja fue detenida como principal sospechosa de haber suministrado veneno durante meses a su marido para quedarse con sus bienes. Juan José Mena cambió el dinero de la cuenta que la que su mujer también era titular a una en la que sólo figuraba él.

Al parecer, este hecho provocó una enorme contrariedad a la mujer, que comenzó a suministrar a su marido, de manera permanente, productos tóxicos que contenían arsénico de los que el hombre, que era agricultor, utilizaba para su trabajo, productos que se le daban disueltos y que le provocaron que tuviera que ser atendido en diferentes ocasiones en enero de 2000 en el Hospital de Alcázar de San Juan..

Después de varios ingresos, los médicos empezaron a sospechar de su entorno familiar, y la Guardia Civil terminó deteniendo y acusando formalmente a la esposa, que fue juzgada el año pasado, tras una gran polémica por sus apariciones en varios programas de televisión, y la Audiencia consideró que las pruebas contra ella eran claras, por lo que la declaró culpable de asesinato.