19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    UPA C-LM denuncia que las cadenas de distribución marquen el precio del aceite por debajo de los costes de producción

    TOLEDO, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    UPA Castilla-La Mancha registró hoy una denuncia ante la Comisión Regional de la Competencia contra las grandes cadenas de distribución, que están marcando el precio del aceite de oliva, "muy por debajo de los costes de producción", algo que está provocando una grave crisis en el sector.

    Así lo confirmó el secretario regional de UPA, Julián Morcillo, en declaraciones a los medios, antes de hacer entrega al presidente de la Comisión, Sebastián Fuentes, de dicha denuncia.

    "Hoy formalizamos una denuncia contra las grandes cadenas de distribución en base a la grave situación de crisis que sufre el aceite de oliva, no solo de la región, sino de todo el territorio nacional, una situación que no se entiende, pues hay casi cerca de 300.000 hectáreas en Castilla-La Mancha que se dedican a este cultivo, con casi 100.000 explotaciones, que recogen casi 5 millones de jornales al año", apuntó Morcillo.

    A esto se añade, prosiguió, que la campaña de producción de este año es un 25 por ciento inferior a la del año pasado, siendo el volumen de existencia muy similar al de los últimos cuatro años para estas fechas, "con importaciones casi irrisorias", matizó.

    "Encontramos un culpable en esta grave crisis de precios que es la posición de dominio que están ejerciendo las grandes cadenas de distribución, que están marcando unos precios muy por debajo de los costes de producción", criticó.

    Así, el secretario regional de UPA afirmó que frente a los 3,15 euros que se pagaba en 2005 por un kilo de aceituna, ahora se está pagando por debajo de 1,80 euros, "por lo que resulta imposible producir en la mayor parte de nuestro olivar, cuyos costes de producción rondan los 2,30-2,40 euros".

    Dicho esto, añadió que la denuncia de hoy se fundamenta en dos cuestiones principales: la venta a pérdidas, "pues estamos viendo que en la situación de crisis que afecta a todos los sectores las grandes cadenas de distribución usan el aceite de oliva como producto reclamo, poniéndolo a un precio por debajo de los precios de producción, y el precio que ellos han pagado por el aceite si le sumamos el embalaje, precio de etiquetado, de envasado de tapón e incluso de distribución".

    Desde UPA han presentado también un informe detallado a la Comisión Regional de la Competencia, en el que teniendo en cuenta los precios en origen de los últimos meses estiman que el precio mínimo al que se debería vender está en torno a 2,44 euros para el aceite virgen extra, y 2,43 para el aceite virgen.

    "Las ofertas de estas cadenas, que ofrecen la segunda garrafa de aceite a 1,47 euros el litro, hacen que sea imposible cumplir con la ley de competencia", condenó Morcillo, que añadió que además se produce una situación engañosa para los consumidores.

    "La pérdida que se produce en el precio no va a cargo del margen comercial de la cadena, sino a cargo de bajar el precio a los productores", indicó el representante de UPA, que se mostró por tanto confiado en que la Comisión Regional de la Competencia atienda esta denuncia, "porque en estas condiciones es imposible seguir produciendo".

    Por su parte, Sebastián Fuentes, que matizó que es el sector agroalimentario donde el organismo que dirige centra su actividad investigadora, defendió que con independencia de las conductas que se denuncien "o que nosotros por nuestra actuación de oficio estamos llevando a cabo y terminen en expedientes sancionadores", es la Comisión Nacional de la Competencia la que debe pronunciarse pues el ámbito de actuación supera a Castilla-La Mancha.